United States of America

Sara Beining

  • Sara BeiningSara Beining

País:
  • Estados Unidos de América
Tipo de activista:
  • objector/a de conciencia
Estatus:
  • Objetor declarado


FCI Mckean

País: 
Estados Unidos de América
Detention centre address: 

FEDERAL CORRECTIONAL INSTITUTION
P.O. BOX 8000
BRADFORD, PA 16701

Detenciónes: 

MDC Brooklyn

País: 
Estados Unidos de América
Detention centre address: 

P.O. BOX 329002
BROOKLYN, NY 11232

Detenciónes: 

Fort Leavenworth

País: 
Estados Unidos de América
Detention centre address: 

1300 NORTH WAREHOUSE ROAD
FORT LEAVENWORTH, KANSAS 66027-2304

Detenciónes: 

Empujamos Urban Shield fuera de Oakland, pero la lucha continúa

Por la Liga de Resistentes a la Guerra: El viernes 5 de septiembre, cientos de manifestantes de EEUU se reunieron frente al hotel Marriot en el centro de Oakland, California, para protestar en contrar Urban Shield - Urban Shield es un espacio para que las policias puedan probar nuevos equipamientos y tácticas de represión - y declarar dos grandes victorias:  Urban Shield nunca más tendrá lugar en el Marriot y tampoco en ningún lugar en Oakland.

Declaración de la War Resisters League contra la acción militar de EEUU en Iraq

¡No a la continua guerra en Iraq!

La War Resisters League se opone a todos los preparativos de la guerra y el militarismo tengan o no tengan la aprobación del Congreso de los EEUU. La crisis que se desarrolla en Iraq no se arreglará mediante la acción militar y los ataques aéreos. No se resolverá formando ejércitos en Iraq dotados de misiles “Hellfire” ni mediante políticas de desarrollo neoliberales. No se resolverá con fuerzas que reducen la población de Iraq a facciones religiosas o víctimas impotentes atrapadas en medio de conflictos geopolíticos. No se resolverá felicitándonos por haber predicho el resultado de las sanciones, la invasión y la ocupación, ni por simplemente haber descubierto las raíces históricas de esta devastadora situación.

El papel de los veteranos y militares en activo

Volver al indice

Kelly Dougherty

Desde que existen los ejércitos y las guerras, siempre ha habido soldados en todo el mundo que se han opuesto a ellas, han desertado y se han negado a entrar en combate por motivos morales y políticos, y siempre han contado con civiles que les han prestado su apoyo. Desde la formación del Batallón de los San Patricios, compuesto por soldados que desertaron del ejército estadounidense para unirse a las fuerzas mexicanas durante la guerra Estados Unidos-México, hasta la marcha de veteranos conocida como "Bonus Army" en los años 1930, en la que miles de veteranos se concentraron en Washington DC para exigir una compensación por sus servicios en la I Guerra Mundial, o el gran movimiento de resistencia de los "GI"1 (reclutas) durante la guerra de Vietnam, Estados Unidos tiene un amplio y variado legado de militares que se niegan a ser utilizados por su gobierno para fines políticos y económicos. Los reclutas son la mano de obra que hace posible la ocupación militar y, como tales, desempeñan un papel crucial como líderes en la lucha por terminar con la guerra y el militarismo.

Crítica al reclutamiento militar y a la militarización desde una perspectiva queer y de género

Volver al indice

Andreas Speck

El ejército utiliza el tema de la igualdad en sus campañas de reclutamiento, a menudo dirigidas a los jóvenes. Dado que son más numerosos los jóvenes que se topan con estas campañas de reclutamiento que los que se alistan en las fuerzas armadas, el efecto de esta forma de presentar las cosas es amplio. Escribo esto desde el punto de vista de un hombre gay que, a pesar de no estar muy involucrado en el movimiento queer, me identifico más con los conceptos queer que con la identidad gay. Esto se debe, en parte, a mi propia experiencia con la comunidad gay, en la que el deseo de ser “normal” y “aceptado” es común: esto implica aceptar nuestra sociedad militarista tal y como es. Como antimilitarista, anarquista y feminista, a menudo me siento incómodo con esto.

Sin embargo, a veces tengo la sensación de que el movimiento antimilitarista no acoge muy bien a las personas queer, y a pesar de que no he experimentado una homofobia abierta, creo que existe una suposición –al menos por parte de los hombres– de que uno es hétero. La sexualidad no se considera un aspecto importante en la lucha contra el militarismo, pero yo sí creo que lo es.

Plowshares sentencing shows U.S. government afraid of peace activists

Jim Haber

Outside the courthouse in Knoxville, Tenn., where three anti-nuclear activists were severely sentenced on February 18, Michelle Boertje-Obed, the wife of one of the three Transform Now Plowshares members, encouraged everyone to see Judge Amul Thapar’s ruling in a positive light. Despite her husband Greg having just received over 5 years in prison for infiltrating the Y-12 nuclear weapons facility on July 28, 2012 and damaging federal property — along with Michael Walli and 84-year-old Catholic nun Megan Rice – Michelle pointed out that the judge could have easily given them much longer sentences, as recommended by the prosecution.

Distribuir contenido