Bélgica

En los últimos días de mayo se llevaron a cabo acciones en Bruselas contra las preparaciones de la cumbre de la OTAN. El 23 de mayo, un grupo de activistas por la paz ocuparon las oficinas de la Comisión Europea. Con sus acciones, denunciaron los pasos que está dando la Unión Europea para iniciar un programa de investigación militar realizada por la industria de las armas. Instalaron carpas y estuvieron en el lugar toda la mañana.

Sarah Robinson

Traducido por Rosa Rey

A principios de noviembre, más de 100 activistas de varios países europeos bloquearon las entradas a la conferencia anual de la Agencia Europea de Defensa en Bruselas, donde fabricantes de armas se reunían a puerta cerrada con responsables políticos europeos.

La conferencia era sólo para invitados, pero los activistas aparecieron sin invitación para hacer saber a los comerciantes de armas que no eran bienvenidos.

Activistas de toda Europa se unieron a las secciones de Vredesactie y Agir pour la Paix de War Resisters' International a comienzos de noviembre en un bloqueo a la conferencia anual de la Agencia Europea de Defensa que se lleva a cabo en Bruselas. Los comerciantes de armas de reunieron con legisladores para ejercer presión por subsidios y para presionar a la Unión Europea hacia la militarización. Con cerraduras, cadenas humanas, cintas y carteles para impedir el ingreso de los comerciantes de armas, los manifestantes lograron causar una gran alteración a la conferencia y llevar gran atención del público a un asunto de creciente interés.

Ver más fotos aquí.

El 19 de mayo, pacifistas de Bélgica desempeñaron una acción directa contra la empresa de armas Advionics en Oostkamp. Subieron al tejado de la empresa, colocaron pancartas e instalaron sus tiendas de campaña. Con su protesta denunciaron la exportación de armas a Arabia Saudí y exigieron que el gobierno de la Región Flamenca solucionara los vacíos legales existentes en las leyes que regulan la exportación de armas en dicha región.

Tara Tabassi (Liga de Resistentes a la Guerra) y Andrew Dey (Internacional de Resistentes a la Guerra)

Members of Indonesia's

Como activistas antimilitaristas estamos bien posicionados para ver el poder que ejerce la policía en industrias de armamento y agendas militaristas tan amplias. La comprensión de este poder policial en los distintos contextos del mundo es clave para que los activistas que luchan contra la militarización puedan mantener el control sobre el poder policial en nuestras comunidades. Las fuerzas policiales suelen actuar para mantener una distribución del poder statu quo injusta en la sociedad y tienden hacia enfoques hegemónicos donde unos tienen el poder sobre otros, en especial cuando la percepción de amenaza es alta – la policía es una forma de control social y la militarización aumenta su poder. La militarización significa fusiles, tanques armados y drones, pero también es un estado de ánimo. Las mentalidades militarizadas han impregnado muchas fuerzas policiales y han aumentado radicalmente la fuerza de la violencia policial contra nuestras comunidades.

En 2012, 7 activistas se introdujeron en el cuartel general de la OTAN en Europa ("SHAPE"), donde se toman decisiones estratégicas sobre armamento nuclear. El grupo se llamaba a sí mismo "bombspotters" ('detectores de bombas') y utilizaron su acto de desobediencia civil para denunciar la presencia de armas nucleares en suelo belga como parte de su campaña "NATO Game Over/Bombspotting". Fueron arrestados y, tres años más tarde, se les ha sometido a juicio. Los siete comparecieron el 26 de octubre ante el tribunal y ahora están esperando la sentencia. Se les puede enviar un email de solidaridad y apoyo desde esta web:  https://bomspotters.wordpress.com/nous-soutenir/

El 5 de mayo 2014, activistas por la paz se manifestaron en el mismo lugar donde se promueven las armas, en el corazón del barrio europeo de Bruselas. Detrás de los muros de muchos de los edificios de oficinas grises, los traficantes de armas están presionando a los responsables de tomar las decisiones. Detrás de una puerta corredera cerrada está la oficina de la Asociación Europea de Industrias Aeroespaciales y de Defensa (ASD, por sus siglas en inglés).

Los activistas habían asistido previamente a la sesión de formación “Yo paro el negocio de armas”. Entraron pacíficamente, ocuparon la oficina y distribuyeron cartas de despido al personal. ¿El motivo de los despidos? Complicidad en la máquina de matar del comercio de armas.

La Asociación Europea de Industrias Aeroespaciales y de Defensa

La ASD es la voz de la industria de la defensa en Europa. Como una organización paraguas, la ASD representa los intereses de 16 grandes grupos empresariales europeos y 27 grupos de interés de 20 países. Los ejecutivos de la ASD también son los directores generales de las mayores empresas de armas de Europa, incluido BAE Systems, Airbus, Finmeccanica, Thales, Rolls Royce, Safran y Saab. En 2012, el volumen de negocios de la industria de armas europea fue de 96 billones de euros. Casí 40 billones de euros de este negocio fueron asignados a la exportación. El actual jefe de la ASD es Mauro Moretti, también el jefe de Finmeccanica. A través de su afiliado Agusta Westland, Finmeccanica suministra helicópteros de combate a regímenes en Argelia, Libia y Turquía.

La misión principal de la ASD es fortalecer la industria armamentística europea, configurando la legislación y las políticas de la UE así como asegurando oportunidades de financiación pública.

Control en Derrumbe

Como la voz de la industria armamentística, la ASD habla con los altos políticos y funcionarios dentro y fuera de las instituciones europeas y con acceso privilegiado a las instituciones europeas, la ASD deja su marca en la política de la EU. Esto fue evidente en 2009 con la creación del “paquete de Defensa”: dos directrices europeas que forman una de las piezas principales de la legislación de la UE sobre el comercio de armas.

Desde la década de los noventa, las empresas de defensa europea se han agrupado para poder competir con los gigantes americanos. Ahora, un puñado de grandes empresas domina el sector de defensa europeo. Ven los controles internos como un obstáculo en el desarrollo y comercio de los sistemas de armas. Para simplificar la colaboración con afiliados en varios países, la industria armamentística empujó a la Unión Europea para desregular. El paquete de Defensa responde a esta demanda de la industria armamentística: simplifica el comercio de armas dentro de la UE. Debido a la eliminación de control en las fronteras entre los estados miembros, las armas ahora pueden ser exportadas a todo el mundo desde el país europeo con las reglas de exportación menos rígidas.

Las directivas de 2009 hicieron las reglas de exportación de armas europeas definitivamente menos estrictas. El control de la exportación continua siendo de dominio nacional, pero las responsabilidades de los gobiernos y los mecanismos de control desaparecen junto con las armas por las fronteras nacionales. La industria armamentística necesita desesperadamente un comercio de armas expansivo a regiones conflictivas para poder ser rentable; que estemos exportando un catalizador para conflictos violentos es un pensamiento tardío. Por ejemplo, en 2011, el año de la primavera árabe, las licencias de exportación de armas europeas para la región árabe alcanzó los 9 billones de euros, doblando las exportaciones de 2007.

Con el paquete de Defensa, la industria armamentística consiguió la “armonización” que estaban buscando. En su informe anual, la ASD se felicitó por su exitoso trabajo de presión.

Antes de proponer una nueva legislación, la Comisión Europea publica un “libro verde” para buscar comentarios de las partes interesadas. De esta manera, la ASD podría ya incluir sus comentarios antes de que cualquier legislación fuese propuesta. Durante la “proceso colaborativo” que vino después, la ASD estableció un comité especial para coordinar los esfuerzos de presión de las compañías que representan. Después, la ASD monitorizó las implementaciones locales de las Directivas y ejerció presión cuando fue necesario. En todo este proceso, la ASE tuvo una posición privilegiada, desde las discusiones preliminares, pasando por la edición de los textos de la política e, incluso, controlando la implementación.

Dinero Público para la Armas

Los lobistas de la ASD también ejercen su influencia en el dominio de la financiación pública para la investigación. La industria armamentística desarrolla sistemas y subsistemas de armas cada vez más tecnológicamente avanzados, así que tratan de alimentarse del abrevadero de subsidios públicos para la investigación científica.

Por la letra de la ley, el dinero europeo destinado a la investigación no puede ser usado para el desarrollo de tecnología armamentística. En la práctica, dentro del programa de seguridad FP7, que funcionó de 2007 a 2013, 1,4 billones de euros estaban disponibles para la “investigación en la seguridad civil”. Embelleciendo sus intenciones, los productores de armas lograron asignarse a sí mismos una cantidad considerable de este fondo de investigación.

El actual programa de investigación de la UE -Horizon 2020- mantiene este enfoque civil. Pero no hay objeciones a investigaciones cuyos resultados pueden también ser usados para incrementar la capacidad militar. Los llamados “productos de doble uso”, de esta manera, ahora pueden ser financiados abiertamente y el lobby de las armas está sonriendo como una hiena.

Ahora, la Comisión Europea está preparando el próximo presupuesto a largo plazo, de 2020 a 2027. La industria armamentística está presionando para asegurarse de que la UE financie, directa y abiertamente, la investigación militar -y con éxito-. La Comisión Europea quiere lanzar una “acción preparatoria” para estudiar el valor añadido de la investigación militar. En la reunión del Consejo Europeo de diciembre, 2013, mientras que Vredesactie protestaba la mayor militarización de la UE, el Consejo decido establecer un “grupo de personalidades de alto nivel” para estudiarlo. Recientemene, este “consejo consultivo independiente” ha sido activado. Siete de los diecisiete miembros vienen directamente del consejo de administración o de grupos de trabajo de la ASD, lo que quiere decir que, una vez más, los mayores proveedores de armas de Europa están dictando la política. Desafortunadamente, no es nada nuevo que la industria esté fuertemente representada en los grupos de expertos diseñando las políticas. Faltan voces críticas.

Es Hora de Pararlos

Detrás de las puertas, los traficantes de armas se reúnen con los encargados de tomar las decisiones, presionan por un menor control en la exportación y promocionan sus armas. Con una política a la medida para el beneficio de la industria armamentística, los valores europeos no tienen ningún significado. Europa es uno de los mayores exportadores de armas del planeta. Esto crea problemas -las armas nunca son neutrales, son usadas en conflictos violentos y sangrientos-. Las armas no tienen fecha de caducidad y las armas europeas aparecen en conflictos y aumentan la inseguridad por todo el mundo.

El 5 de mayo, activistas por la paz intentaron parar el comercio de armas. Cerraron la oficina de la ASD y distribuyeron cartas de despido entre sus empleados. El funcionamiento normal del negocio fue perturbado hasta que intervino la policía. Esto fue solo el principio. ¡Únete a nosotros y para el comercio de armas!

25 activistas por la paz internacionales de Finlandia, Suecia y Bélgica que viajaban en un autobús desde Finlandia a Burghfield en Berkshire para participar en el bloqueo para cerrar la base de Burghfield que tendrá lugar el lunes 2 de marzo fueron parados y registrados por el anexo 7 de la Ley de prevención del terrorismo por policías británicos antiterroristas en Calais el 28 de febrero de 2015. Los/as pacifistas de los grupos Unión de Objetores de Conciencia de Finlandia (AKL), ofog de Suecia y Acción por la Paz de Bélgica, entre otros, son parte de un grupo de más de 40 activistas europeos que van a participar en el bloqueo de AWE Burghfield el lunes 2 de marzo de 2015, para presionar contra la renovación del sistema de armamento nuclear británico Trident [1].

Suscribirse a Bélgica

Police militarisation country profiles