Una perspectiva del comercio de armas de Israel

en
es

Traducción: Adrienne MicMillin

Durante su trabajo como becaria en la Internacional de Resistentes a la Guerra, Taya Govreen-Segal, objetora de conciencia, presentó una charla en una conferencia que se llamó "Gran Bretaña y Palestina: antecedentes y papel futuro". Se celebró en el Sarum College, en Salisbury (Reino Unido) el 13 de febrero. A continuación se presenta una transcripción que provee un análisis detallado del papel del comercio de armas en la ocupación constante de Palestina.

Voy a suponer que ya sabe de la violación de los derechos humanos en Cisjordania y Gaza, y que ha oído hablar de la ocupación, el mandato y asedio militar, por lo que voy a centrarme en una de las fuerzas que se benefician de esta situación y la mantienen: el comercio de armas.

Gaza, verano de 2014, fuente: activestills.org
Gaza, verano de 2014, fuente: activestills.org

Me gustaría empezar con Gaza en 2014. Hacia el final de los 50 días de la Operación Margen Protector, Gaza fue destruida. Aproximadamente 2.200 personas fueron asesinadas, 40%-70% de ellas eran civiles, mientras que en Israel se mataron a 5 civiles israelíes, 1 trabajador tailandés y 66 soldados.

Durante la batalla en Gaza, los periódicos empezaron a informar sobre las nuevas armas que se estaban usando. Inmediatamente comenzaron a comercializar estas armas como "probadas en guerra".

Como Barbara Opal-Rome escribió en el Defense News, "tal como es ahora, hacemos marketing agresivo en el extranjero, pero el trabajo de las FDI [las Fuerzas de Defensa de Israel] afecta definitivamente al marketing. Para las industrias militares, esta operación (Margen Protector) es como tomar una bebida energética muy fuerte; sólo da un impulso fuerte hacia adelante".

Cómo sucede este proceso es explicado por el General Yoav Galant, comandante de la operación "Plomo Fundido" en la película de Yotam Feldman, “El Laboratorio”: Convirtiendo la sangre en dinero. Así es cómo Israel se transformó en el exportador más grande de armas en el mundo, en relación con el tamaño de su economía.

Cuando hablo de las exportaciones militares israelíes, estoy hablando de armas, munición y aviación de combate, así como del entrenamiento en guerra de guerrillas, la formación de la policía, las tácticas y herramientas para control de motines, ejecuciones y vigilancia y tecnologías de inteligencia. Esto es nuestra contribución a la humanidad.

A fin de entender el comercio de armas, creo que es importante entender cómo Israel desarrolló el comercio de armas, cómo recibe respaldo público, y su estrecha relación con el FDI y la ocupación.

El desarrollo del comercio de armas

La fabricación de armas comenzó ya en los años veinte en talleres ilegales ocultos al mandato británico cuando los sionistas que "hicieron aliya", es decir, emigraron a la histórica Palestina, normalmente de manera ilegal - descubrieron que la población árabe que ya vivía allí no pensaba realmente en su plan de crear un estado judío en el área.

IMI factory, 1955
IMI factory, 1955

En torno al 1933, se fundó la IMI (Industrias Militares Israelíes) y es unas de las empresas más grandes de armas israelíes a día de hoy.

Israel se fundó en 1948 con el relato sionista de un país pequeño rodeado por enemigos, de los judíos que no tenían a dónde ir después del holocausto, y de un joven país superviviente contra viento y marea, gracias a las personas heroicas y jóvenes que estaban luchando por su patria. El joven estado estaba aislado diplomáticamente debido al boicot de la Liga Árabe que amenazó con interrumpir las conexiones comerciales con cualquier país que comerciara o mantuviese conexiones diplomáticas con Israel.

Ben Gurion, el primer ministro de Israel propuso un plan para crear comercio y conexiones diplomáticas, y ganar apoyo en la ONU: empezar desde la periferia y establecer conexiones con naciones, consiguiendo la independencia contra el colonialismo, principalmente en África. Una de las necesidades principales de estos países eran las armas, las que Israel estaba dispuesto a vender de su propio excedente.

Un buen ejemplo es Birmania (hoy Myanmar). En 1954, Birmania fue el primer país que compró armas de Israel y, un año después, el presidente de Birmania fue el primer presidente que visitó oficialmente Israel.

Aunque Israel fabricó rifles y granadas, nunca fue autosuficiente para producir todo lo necesario para crear sus propias armas, y durante estos años dependió mucho de Francia para las armas, incluyendo carros de combate y aviones, que Israel mejoró y renovó.

En 1967, después de la Guerra de los Seis Días que Francia condenó, Francia dejó de armar a Israel.

En 1973, durante la Guerra de Yom Kipur, Israel se quedó sin armas y sin moneda extranjera. Esto llevó a Israel a tomar la decisión de empezar a exportar armas como manera de garantizar ambas necesidades.

En este momento, Europa, Estados Unidos y el bloque comunista ya estaban controlando la industria de armas. ¿Qué podría poner Israel encima de la mesa? ¿Cuál sería su pericia? La respuesta fueron las armas, no para luchar contra un ejército, sino para luchar y oprimir las insurrecciones civiles y controlar a la población civil: un campo en el que Israel no carecía de experiencia.

A principios de los años ochenta, la exportación de armas era el 25% de la exportación de Israel.

Durante los años noventa, el comercio global de armas experimentó dos cambios significativos: después de la guerra fría había menos necesidad de armas, y Europa y Estados Unidos cambiaron sus valores morales y empezaron a considerar los derechos humanos. Esto fue una buena oportunidad para Israel para colocarlas en países armados que violaban los derechos humanos.

Según la ley israelí, Israel está sujeto a las decisiones del Consejo de Seguridad de la ONU, pero esto no impidió que Israel vendiera armas a Ruanda durante el genocidio, a Yugoslavia durante la guerra en Serbia o a Sudáfrica durante el apartheid.

Incluso en septiembre de este mismo año, se enviaron armas israelíes hasta Myanmar, país que había estado sujeto a un embargo de la UE y de Estados Unidos desde los años noventa.

Israel tiene la industria de seguridad más grande respecto a la economía de cualquier país del mundo, y exporta armas a 130 países diferentes. Todos los países marcados en rojo en este mapa compran armas israelíes. Israel se niega a unirse a los 82 estados que han ratificado el Tratado sobre el Comercio de Armas y que se han comprometido a no vender armas que se vayan a usar para genocidio, crímenes contra la humanidad y violación de los derechos humanos, porque el país teme que si lo firma, llevará a los estados a dejar de hacer comercios con Israel.

Y así es como se ven las armas israelíes en el mundo:

(De izquierda a derecha: Armas israelíes en Etiopía, Ferguson, Misuri, ¿recuerdan las manifestaciones de "Las Vidas Negras Importan" que fueron reprimidas violentamente por la policía? Esa policía fue entrenada por Israel. Carros de combate israelíes en Brasil, donde Israel entrenó a la policía para tratar a las favelas de Río basándose en la experiencia de las FDI en Gaza; una valla israelí en Cachemira entre India y Paquistán; armas israelíes en Nigeria, en Perú, los drones israelíes sobre los cielos de Gaza, Ferguson otra vez y una valla israelí en la frontera entre México y Estados Unidos.)

Pero Israel no es sólo uno de los exportadores más grandes de armas. En 2014, fue el sexto mayor importador de armas, importando principalmente desde Estados Unidos, que ofrece a Israel un par de billones de libras israelitas de ayuda militar cada año, el 75% de las cuales se necesita para comprar desde Estados Unidos. Desde Gran Bretaña, Israel importa principalmente componentes para aviones de combate y drones, así como munición anti-blindaje y visores nocturnos de armas.

Conexión de armas de Reino Unido con Israel
Conexión de armas de Reino Unido con Israel

Dos ejemplos de empresas de armas que tienen sitios en Reino Unido y arman a Israel son:

  • Elbit Systems: una empresa israelí que fabrica el Hermes 900, que se utilizó por primera vez en la Operación "Margen Protector", tiene 4 sitos en el Reino Unido.
  • G4S: una empresa privada británica de seguridad que provee servicios para los negocios en asentamientos de Cisjordania, centros de detención, cárceles que aprisionan prisioneros políticos palestinos y puntos de control.

En conjunto, en 2014 Gran Bretaña concedió 12 millones de libras en licencias de exportación a Israel, y más de 25 millones de libras en licencias de exportación para doble uso.

Sólo es un ejemplo para lo que podría significar el doble uso, porque se trata de un término muy ambiguo.

Durante mi primera visita a una exposición de armas sin tripulación, me sorprendió la manera en que se promocionaban los drones. De pronto, el uso principal de los drones era el de "llevar cámaras" y "entregar paquetes". Cuando le pregunté a un representante de Israel Aerospace industries (IAI) si se podía utilizar un drone de 30 metros de largo para llevar las bombas, me contestó: "no hablemos de cosas como utilizar los drones para ejecuciones en Gaza". Me resulta difícil imaginar que se consideraría aquella arma específica como una cosa de doble uso, ¿pero tal vez los componentes lo eran? No tengo ninguna forma de saberlo.

Respaldo público

En cuanto al entendimiento de la raíz del respaldo público para el comercio de armas, es interesante estudiar la narrativa popular respecto a la situación de seguridad de Israel; un pequeño país rodeado de enemigos, aislado diplomáticamente debido a la BDS (Boicot, Desinversión y Sanciones), los judíos no tienen dónde ir, y de supervivencia contra viento y marea, gracias a nuestro ejército poderoso y nuestra tecnología avanzada.

Esta narrativa - que ha permanecido igual desde la fundación del estado - se mantiene mediante el sistema educativo y los medios de comunicación, y genera miedo. El miedo legitima soluciones militares y militarización de sociedad como necesidades, como la única manera para que podamos estar seguros. Por ejemplo: Esta foto que retrata un soldado armado que está hablando en una escuela demuestra un escenario común, y uno que experimentaba muchas veces a lo largo de escuela secundaria; los soldados venían a la escuela para compartir sus experiencias, explicaban los puestos diferentes en las fuerzas armadas y alentaban un "servicio significativo".

El miedo y la militarización contribuyen a una falta de transparencia. Cualquier cosa que tenga que ver con "seguridad" se deja a la decisión de un pequeño círculo íntimo, lejos del discurso público por "razones de seguridad". Eso es cierto de cualquier cosa tenga que ver con "seguridad", tanto si se trata de la posesión de armas nucleares y otras armas de destrucción masiva por parte de Israel, o el presupuesto de seguridad. Sólo el 20% del presupuesto de seguridad es transparente en la Knéset (el parlamento israelí) y el Ministerio de Economía necesita aprobarlo. Además, se añaden grandes sumas de dinero al presupuesto inicial a lo largo del año sin notificación al parlamento.

Cuando se examina el presupuesto de defensa para 2015, puede ver que después de una adición para el mes de diciembre, una adición para la Operación Margen Protector, una adición especial de seguridad y la ayuda militar de Estados Unidos, el presupuesto es casi un 20% más grande de lo que fue inicialmente.

Lo mismo puede decirse de esta falta de transparencia con respecto al comercio de armas. En 2007 se fundó el departamento de control de exportación, después de la presión americana, y forma parte del ministerio de defensa. Consta de 2 a 3 trabajadores que son responsables de vigilar 8.000 personas y empresas y 400.000 licencias de marketing y exportación por año. Esta información sobre la cantidad de licencias junto con 130 países se divulgó gracias a una petición de libertad de información presentado por Eitay Mack, un abogado israelí de derechos humanos, pero nos falta aún descubrir quiénes son las 8.000 personas y empresas porque en este momento sólo se ha revelado el 0,02% de sus nombres.

El comercio de armas y la ocupación

Toda esta industria depende de la ocupación y la FDI utilizando las armas que se desarrollan en guerra y manteniendo la ocupación; el Ministerio de Defensa y el gobierno no sólo no detienen las exportaciones, también las respaldan y asisten. Recientemente se reveló que el Ministerio de Defensa provee a comerciantes de armas con cartas de recomendación en las que se declara que un arma determinada fue utilizada con éxito por soldados del FDI.

También es visible en la ISDEF, la exposición más grande de armas de Israel, que se anuncia como el mejor lugar para "encontrarse con sus homólogos de Israel, tales como usuarios finales y responsable de toma de decisiones de: FDI, MOD (Ministerio de Defensa), Policía, Servicio Penitenciario, Departamento de Bomberos, SAR (búsqueda y rescate), Industrias de Defensa, Agencias de Seguridad Civil y oficinas del Gobierno". También afirma que habrá "funcionarios internacionales y profesionales del sector de más que 90 países" pero es imposible encontrar una enumeración de los países.

Fuente: Sitio web de ISDEF.
Fuente: Sitio web de ISDEF.

Cuando asistí a esta exposición como periodista, fue la primera vez que me vi expuesta al comercio de armas, y me quedé muy sorprendida por lo normal que parecía. Toda la gente caminaba mirando las armas "probadas en guerra", probadas y demostradas para matar personas, y sin embargo, el ambiente era como el de cualquier otra exposición, se podrían haber vendido cámaras o cosméticos de la misma manera.

Pero ¿quiénes son estos comerciantes de armas? La mayoría de ellos son antiguos altos funcionarios, algunos aún en reserva, que van de un lado para otro entre las fuerzas armadas y la industria. La FDI necesita estas industrias militares para desarrollar sistemas para ella mientras las empresas de armas necesitan la reputación de la FDI para promover ventas en el extranjero.

Fuente: Hamushim
Fuente: Hamushim

 

Este tráfico de influencias ocurre a unos pocos niveles:

  • excombatientes de unidades especiales se hacen guardias de seguridad en Arabia Saudí o Kenia (¿Cómo podrían obtener los reclutadores en estos países los nombres de los excombatientes?)
  • Los graduados de Administración Civil entran en servicios de consulta que se basan en su experiencia controlando la población civil bajo del régimen militar en Cisjordania, y haciendo cosas como emitir permisos de entrada a los palestinos.
  • Antiguos altos funcionarios y generales comeinzan a exportar y mediar. La mediación significa ayudar a otros países a vender entre ellos. En la mayoría de lugares, este tipo de trabajo requiere un permiso, pero no en Israel.

Esto significa que los generales, que eligen ir a la guerra, invierten en las nuevas armas usadas en combate como un anuncio para los productos de sus socios - productos que se pueden vender luego como "probados en guerra".

Como algunos de los usos históricos del comercio de armas, también hoy en día se usa el comercio de armas como una herramienta diplomática: por ejemplo, para vender armas a Ruanda y Nigeria a cambio de sus abstinencias del voto en el Consejo de Seguridad de la ONU a favor del reconocimiento de Palestina.

Fuente: Ynet
Fuente: Ynet

Otro ejemplo es cuando se ofrecen armas con descuento a Ruanda y Uganda si a cambio aceptan a los solicitantes de asilo de Sudán y Eritrea.

Y si todavía no está convencido, me gustaría dej que los comerciantes de armas hablen por sí mismos,. Uno de ellos le dijo a "Haarez": "Un escenario en elque no habrá una gran operación militar dentro de 20 años hará daño a las industrias de armas".

La pregunta restante es cómo trabajamos contra ello. En Hamushim, nos centramos en la sociedad israelí: mediante la difusión de información y haciendo campañas tratamos de cambiar el discurso de las industrias militares como algo necesario para la seguridad y cambiamos el discurso hasta su parte en hacer la guerra aprovechándose de ello.

El General Yoav Galant habló de la hipocresía de los países que condenan la guerra y compran las armas que se prueban en ella, y estoy de acuerdo. Cualquier persona que quiera que termine este conflicto sangriento debe dejar de provocarlo con las armas. Y esto es una realidad para cualquier conflicto.

Aquí en Europa, parece que las cosas van por buen camino: La FDI ha pedido que las empresas israelíes de armas desarrollen partes que han sido compradas por Europa hasta ahora porque el suministro no es bastante estable para depender de él, y temen que se prohíba cosas desde exportación a Israel.

Aunque pueda parecer que un embargo de armas no tendría ningún efecto en Israel porque sería capaz de producir sus propias armas, esto no es completamente cierto. Además de ser el sexto mayor importador militar por parte de Israel, los acuerdos que Israel tiene con Estados Unidos le prohíben fabricar productos que compitan con los de empresas americanas. Además, el 75% de fabricación israelí de seguridad es para la exportación. Las industrias militares de Israel se concentran actualmente en el desarrollo de armas novedosas y nuevas o adiciones a armas existentes que se puede utilizar como una sorpresa en el campo de batalla y ofrecerán una ventaja estratégica. ¿Será económicamente viable desarrollar armas sabiendo que sólo la FDI puede usarlas y no se pueden vender como "probadas en guerra"?

Si nos fijamos en la ley británica, a Gran Bretaña le sobran los motivos para terminar el comercio de armas con Israel. Según la ley británica, no deben venderse las armas si hay riesgo de que sean utilizadas para una represión interna, el agravamiento de tensiones o conflictos existentes, y se debería tener en cuenta el respeto del país comprador por el derecho internacional. Así que, según sus propias leyes, Gran Bretaña tiene todos los motivos para detener el comercio de armas con Israel.

Me gustaría terminar con una acción que encuentro inspiradora. Esta ocupación de la azotea de Elbit paralizo la fabricación por dos días durante la Operación Margen Protector, y se retiraron los cargos contra los activistas porque Elbit no quería divulgar lo que estaba fabricando, temiendo que se pudiera probar la ilegalidad de su actividad.

Como activistas a los que les interesa promover una paz justa entre el Río Jordán y el Mar Mediterráneo, la finalización del comercio de armas con Israel debería estar en nuestra lista de prioridades. El comercio de armas con Israel es una de las maneras más directas en las que otros países se involucran en la ocupación, y deberían ser presionados para terminar con esa participación. La ocupación de la azotea de Elbit es sólo una de las muchas maneras de conseguir este objetivo.

Activistas en Reino Unido ocupan la azotea de la fábrica del Elbit Systems
Activistas en Reino Unido ocupan la azotea de la fábrica del Elbit Systems

Programmes & Projects
Countries
Theme
Companies

Añadir nuevo comentario

Image CAPTCHA