Turquía: el objetor de conciencia Yannis Vasilis Yaylali condenado a siete meses de prisión por “alienar a personas contra el servicio militar”

en
es
fi

El 6 de enero de 2016, el objetor de conciencia Yannis Vasilis Yaylali fue condenado a una pena de 7 meses y 15 días de cárcel por haber escrito artículos que defendían la objeción de conciencia y se oponían a la guerra en las regiones kurdas. Esta pena de prisión comenzará únicamente después de la sentencia del tribunal de apelación; por tanto, todavía no está en prisión. Fue declarado culpable por incumplir el Artículo 318 del código penal turco: alienar a las personas contra el servicio militar. Tiene dos procesos más por la misma acusación.

Yannis hizo una declaración después de la sentencia:

«En estos últimos años, apenas se ha hecho uso del artículo 318. Hasta que empezó de nuevo la guerra el año pasado. El Estado está aumentando la presión a todos los opositores a la guerra, los antimilitaristas y los objetores de conciencia en tiempos de guerra. Están intentando silenciarnos, pero no vamos a rendirnos».

El copresidente de la Asociación Turca de Objetores de conciencia, Gökhan Soysal, dijo:

«Intentamos asistir al tribunal de Uludere, pero fue físicamente imposible a causa del toque de queda establecido. Así que puedo decir que la guerra también está limitando el derecho de defensa de las personas. Esta sentencia será anulada bien por el Tribunal de Apelación, bien por el Tribunal Supremo o bien por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH)».

Rıza Türmen, ex-juez turco del Tribunal europeo de Derechos Humanos (TEDH) y antiguo miembro del parlamento (del CHP), dice: «Turquía es el único país de Europa que no reconoce la objeción de conciencia. Pero debe haber una alternativa al servicio militar. Con el reconocimiento del derecho a la libertad de conciencia, se invalidará el artículo 318 sobre la alienación de personas contra el servicio militar. Hasta que esto pase, Turquía perderá todos los casos ante el TEDH. Durante mi etapa parlamentaria, preparé propuestas de ley para el parlamento turco. Pero el parlamento nunca las incluyó en su agenda. Turquía considera a los objetores de conciencia un asunto de seguridad nacional; pero eso no es así en absoluto. La objeción de conciencia es un derecho».

Más información (en turco): http://www.birgun.net/haber-detay/halki-askerlikten-soguttu-7-ay-hapis-cezasi-aldi-99933.html

Programmes & Projects
Countries
Theme

Añadir nuevo comentario

Image CAPTCHA
Related peace activist(s): Yannis Vasilis Yaylali
Related peace activist(s): Yannis Vasilis Yaylali
Related peace activist(s): Yannis Vasilis Yaylali