Paraguay@s unid@s contra el militarismo

en
es

Por María Elena Meza Barboza, Movimiento de Objeción de Conciencia Paraguay

En el Paraguay, los sectores más pobres de la sociedad son criminalizados a través de la maquinaria del Estado: su ejército, policía e incluso las estructuras judiciales, son las que pavimentan el camino a la represión o a privar a la gente del acceso a los servicios básicos, como sanidad, educación y vivienda.

Militarismo en Paraguay

En el Paraguay el militarismo es muy fuerte todavía en términos de estructura en el sentido de que existen muchos cuarteles o destacamentos militares. Además, se asigna mayor presupuesto a las fuerzas armadas que a salud y educación. Este desvío de recursos económicos y humanos al ejército es perjudicial porque es un aparato que está encargado muchas veces de reprimirla y en especial a los sectores más pobres.

A pesar de que todo el aparato del estado, con su estructura militar y policial, se mejoró en muchos aspectos en la democracia aún falta mucho por hacer. Esta estructura muchas veces no protege al pueblo, un ejemplo claro es el poder judicial que existe solo para los poderosos y los que tienen dinero.

En los últimos tiempos los militares en el país tenían mucho dinero que cobrar. Primero inventaron un conflicto con Bolivia [1], después se pusieron a reprimir o generar miedo a las personas. Se ponían frente a los colegios con sus armas y uniforme para que nadie se comporte mal, porque a los chicos de colegios se les daba por manifestarse mucho incluso romper portones si se oponían las autoridades a que lo hagan.

Después ya estaban en todas partes en la capital, estaban en los colegios, en los shopping, en las plazas, en las esquinas, en todos lados, un tiempo ya parecía que todos los días estábamos en estado de sitio.

Después como que disminuye un poco la cantidad de militares en las calles por diferentes acciones que hemos hecho como MOC y también la sociedad en general, pero al Estado se le ocurre crear lo que es la guardia urbana en Asunción y solo para el centro de Asunción. Pero lo que actualmente esta ocurriendo es que se están expandiendo como para que la gente no perciba de golpe eso lo hacen de a poco y lo hacen bordeando todo lo que sería El Bañado que es la zona donde casualmente vive gente pobre, o sea, los criminales para ellos.

Y por cierto en el interior del país se les ocurrió la magnifica idea de invadir los terrenos de los asentamientos campesinos e indígenas [2] además de estar constantemente coaccionándoles y matando en las manifestaciones campesinas.

El movimiento antimilitarista en Paraguay.

Desde sus comienzos el MOC fue uno de los grupos, es más yo diría que es el único movimiento social antimilitarista que sigue siendo oposición de las fuerzas armadas y la cultura violenta en nuestro país. A pesar de que es un país que culturalmente conserva la cultura militar a través de valores como el patriarcado, el machismo, la sumisión, la solución de conflictos de forma violenta, nosotr@s como movimiento estuvimos haciendo frente a todos esos valores desde el comienzo, a pesar de que no fue fácil hoy podemos decir que tenemos muchos logros tan fortalecedores y satisfactorios para nosotr@s y sobre todo visibles en la sociedad, uno de ellos es haber instalado el derecho de la objeción de conciencia y que todos los días esté gente declarándose objetores no solamente en Asunción sino en todo el país.

La declaración de objetores se debe a que en un comienzo rompimos el miedo que existía en ejercer el derecho a la objeción, a pesar de ya haberlo introducido en la constitución nacional existía todavía mucho miedo en la sociedad al ejercicio de los derechos.

En 1995 la primera objetora de conciencia hizo pública su declaración de objeción [3] y después a partir de ese momento las mujeres del MOC se declaran objetoras cotidianamente. Otro grupo de mujeres se declaró en 2002 [4], en que se declaran mujeres famosas, otro grupo se de mujeres del MOC y de la sociedad en general se declara públicamente en el 2004, pero el Congreso no quiso expedir el carné a las chicas porque la Constitución no obliga a las mujeres a realizar el servicio militar.

También las formas como resolvemos conflictos y las acciones noviolentas que hacemos la gente va tomando como alternativas y las va incorporando a sus grupos, muchas veces otros movimientos nos llaman a pedir capacitación sobre lo que es ADNV, nos piden que seamos seguridad en sus manifestaciones y eso demuestra para nosotros una postura que nos hace ver que ellos prefieren una forma de solución de conflictos no violenta.

Somos aliados de muchos movimientos sociales como los movimientos estudiantiles, de Bañados, niños y adolescentes, salud, las víctimas del Ycuá Bolaños (un gran supermercado que ardió el 1 de agosto de 2004, dejando al menos 400 muertos y más de 500 heridos), etc. y eso nos da fuerza para seguir haciendo cosas día a día, porque significa reconocimiento social, porque eso significa que lo que hacemos vale a pesar de no ser un movimiento de un gran número de personas ni de redes incluso a pesar de ser 10 o a veces poco menos de 10 estamos muy felices de hacer lo que hacemos.

Ser una objetora de conciencia

En el MOC la organización es una sola, tanto para hombres y mujeres, no existe diferencia ni tampoco existe una organización aparte que sea feminista y antimilitarista, la única organización en la que estamos las mujeres antimilitaristas y hacemos cosas en torno a todo lo que significa el antimilitarismo, la objeción de conciencia y cultura de paz es el MOC, y el acompañamiento por parte de los compañeros es siempre la mejor en eso no tenemos problema las chicas del MOC.
Sobre el servicio militar, este es obligatorio para los hombres, incluso los niños son reclutados, sobre todo en las zonas rurales. La declaración de objetoras no es reconocida por el Estado en el sentido de que la ley del servicio militar no es obligatorio para las mujeres entonces no es necesario que las chicas tengan su carné de objeción a pesar de que no tendría porque haber discriminación en ese sentido, no obstante en algunos casos hemos conseguido el carné todo depende de la coyuntura y presión que hagamos. Pero de hecho existen muchas chicas que son objetoras.

Socialmente las personas se preguntan que hacen las mujeres en el movimiento si el servicio militar no es obligatorio para ellas, la gente cree que la objeción solo afecta a los hombres, afortunadamente hemos demostrado más de una vez que eso no es así y que el militarismo nos afecta a todos, que la violencia nos afecta a todos. En el movimiento no hay dificultad en cuanto a que exista mujeres objetoras.

El M.O.C. es un movimiento que mucha gente piensa que esta integrado solo por varones, porque el servicio militar es obligatorio solo para varones, pero el M.O.C. desde sus comienzos siempre fue un grupo integrado por varones y mujeres y donde todos tienen el mismo nivel de incidencia en las decisiones porque estas se toman por consenso. En algún tiempo el movimiento estuvo conformado por más mujeres que hombres eso es algo que no se ve como negativo sino como algo que da más fuerza y legitimidad. Es más siempre nos preguntan a las chicas porque estamos en el M.O.C. y eso del servicio militar no nos afecta a nosotras, y siempre respondemos que si nos afecta, es más les afecta a todos, niños, adultos, todos, porque todos queremos una vida mejor y cada una de las personas que forma parte de esta sociedad contribuimos de alguna manera para eso ya sea con nuestros impuestos, estando en un movimiento social, luchando por una ideología, con nuestro trabajo, o simplemente no haciendo nada también colaboramos con algo, y es por eso que las chicas del M.O.C. decidimos ser antimilitaristas porque a diario queremos colaborar para cambiar esa cultura machista que hay en la sociedad paraguaya y si nos afecta mucho, queremos que se acabe la dominación de los grupos de poder hacia los pobres, niños, indígenas y también nosotras las mujeres y es por eso que día a día aportamos nuestro granito de arena.

No nos gusta el ofrecimiento que nos hacen las fuerzas armadas y el estado en si como ciudadanos, porque ellos dicen vamos a darle su lugar a la mujer, miren ya no somos machistas, ya no discriminamos ahora las mujeres también pueden estar en el ejercito, pero nosotras decimos para qué, para aprender lo mismos que siempre ha hecho las fuerzas armadas matar, torturar, oprimir al pueblo, colaborar con las injusticias del gobiernos del turno.

Así, en relación con la entrada de las mujeres a las fuerzas armadas, no estamos de acuerdo con que las mujeres deben realizar los mismos roles que los hombres dentro del ejército, creemos que no todos los espacios son válidos, creemos que entrar en la academia militar no es un buen lugar, no es un buen lugar no solo para las mujeres, no es un buen lugar para los niños, el ejercito no es un buen lugar para nadie.

Desde una perspectiva de género, una forma importante de como nos afecta el militarismo son los valores, valores que están muy arraigados a la cultura y en lo que es lo milicia y es eso justamente lo que queremos que acabe, queremos que acabe el la cultura militar en los colegios, calles, en la casa, en todos lados. En el país tanto hombres y mujeres se ven afectados por el militarismo en el sentido de represión de las luchas sociales, sean que estas defiendan derechos de mujeres o cualquier otro derecho, y más aún en el campo. Sin embargo, en lo que se refiere a valores militaristas, comúnmente lo sufren más las mujeres que los hombres, ya que este país es un país muy machista hasta hoy día a pesar que muchas organizaciones hemos tratado de cambiar eso, el machismo es una práctica muy común y no solo por los hombres o por las instituciones que incentivan ese tipo de valores como las fuerzas armadas, sino que es también muy practicado por las mujeres mismas, es más muchas mujeres y mucho más aún en el campo siguen creyendo que eso tiene que ser nomás luego así, un ejemplo, para ilustrarles mejor.

Las tareas domesticas siempre deben ser hechas por las mujeres, las mujeres siempre deben servirles a los hombres. A las niñas se les enseña que deben hacer las tareas domesticas y que tienen que servirle a los hombres desde niños por ejemplo a los hermanos, etc., Eso es avalado por la mayoría en la sociedad, y la gente se sorprende si un hombre por ejemplo lava sus ropas o hace tareas domésticas a pesar de vivir en pareja con una mujer o vivir con su madre o hermana, por lo general se mira eso como raro o se dice que la mujer es una haragana.

Lo mismo sucede si el hombre tiene muchas mujeres es un ídolo y se le alaba, pero si la mujer no le gusta el compromiso y dice yo quiero amor libre se le tilda de que es una mujer sin moral. Hay que resaltar que esto ha disminuido mucho en la capital y los lugares más urbanos, pero existe mucho todavía y esta muy arraigado este tipo de pensamiento en las áreas rurales.

Como ejemplo final,en lo que se refiere al estado civil de casada, las mujeres automáticamente al casarse en su cédula de identidad llevan el apellido de su marido, el famoso Juanita Pérez de fulano de tal, y si una no quiere llevar el apellido debe hacer una declaración primero que no quiere y después de hecha la declaración recién podes seguir usando tu apellido que es algo sumamente ridículo porque eso es con lo que cada persona se va a identificar y le tiene que gustar, tiene que tener el derecho de poder elegir su identidad en ese sentido.

Finalmente les cuento que en especial en número las chicas en estos últimos años del M.O.C. hemos sido más, pero no por eso hemos tratado de convertirnos en un grupo feminista, en algún momento surgió el planteo de uno de esos grupos de separar el M.O.C. y crear un grupo feminista antimilitarista aparte pero nosotras creemos que no es necesario separarnos de los compañeros para hablar de feminismo y antimilitarismo porque creemos que podemos hablarlos entre todos y llevar proyectos como MOC.

Referencias

[1] “El presidente de Paraguay afirma que es posible un conflicto con Bolivia para justificar aumento del presupuesto militar”. http://www.rebelion.org/noticia.php?id=37547
[2] http://elyacare.wordpress.com/2008/01/23/denuncian-en-paraguay-atropello...
[3] Esta declaración se presenta junto al artículo.
[4] Esta declaración se presenta junto al artículo.

Breve historia del movimiento antimilitarista en Paraguay.

La historia del MOC(Movimiento de Objeción de Conciencia) data de 1981, solicitando la eliminación del servicio militar obligatorio. La intención inicial era pedir la abolición del servicio militar, pero se cambió por la petición del reconocimiento de la objeción de conciencia como propuestra transitoria.

  • En abril de 1992, la Comisión Redactora de la Convención Constituyente aprueba en términos muy restrictivos un artículo sobre objeción de conciencia al servicio militar.
  • En mayo de 1993, el primer grupo de objetores está constituido. Con el apoyo del Serpaj-Py se profundiza en la formación antimilitarista, preparación de la primera presentación, formación de grupos de apoyo, diseño de la estrategia de comunicación, etc. el temor a una reacción represiva legal o ilegal era muy grande. Más tarde el primer grupo de 5 objetores de conciencia se presenta y logra un amplio destaque en los medios de comunicación. Los militares prefieren no reaccionar ante la aparición del primer grupo.
  • En mayo de 1994 se presenta el segundo grupo de 7 objetores de conciencia
  • El 17 de agosto se presenta el tercer grupo de 6 objetores, cinco hombres y una mujer. La Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados, resuelve recibir todas las declaraciones de objeción de conciencia y entregar una constancia de dicha recepción. En se momento nace el Movimiento de Objeción de Conciencia (MOC).
  • El 24 de julio de 1995 Día del Ejército e inauguración de la pista de desfiles del Gral. Lino Oviedo. Acciones directas del MOC y otros grupos políticos durante la ceremonia, y fuerte represión policial-militar.
  • El 9 de agosto se presenta el grupo de mujeres antimilitaristas del MOC. Ver declaración en pág. 140
  • El 15 de diciembre el MOC recibe el premio Memorial de la Paz y la Solidaridad con los Pueblos, otorgado por el Premio Nóbel Adolfo Pérez Esquivel.
  • En febrero de 1996 la Central Nacional de Trabajadores lanza la campaña “Basta al servicio militar obligatorio”, de apoyo a la OC.
  • En febrero de 1997, se refuerza el reclutamiento forzoso en zonas rurales del país. En mayo las iglesias presentan un manifiesto solicitando se legisle con las más amplias garantías el derecho de OC.
  • El 17 de octubre 81 organizaciones sociales y campesinas solicitan al Congreso la reducción del 25% del gasto militar, durante el estudio del presupuesto para 1998.

Observación: Les cuento un poquito quién soy para que sepan quién escribió esto y cualquier cosa puedan recurrir a mí, soy María Elena Meza Barboza integrante del Movimiento Objeción de Conciencia desde el 2003, ex dirigente estudiantil, voluntaria de la ONG Decidamos y actualmente estoy trabajando en un proyecto de la Coordinadora de Derechos Humanos del Paraguay.

Publicada en Objetoras de conciencia. Antología

Countries
Theme

Añadir nuevo comentario

Al enviar este formulario, usted acepta la política de privacidad de Mollom .