Katherine Jashinski

en
es

Soy una SPC en el Ejército de la Guardia Nacional de Texas. Nací en Milwaukee y tengo 22 años. A la edad de 19 me enlisté en la Guardia como cocinera porque queria experimentar la vida militar. Cuando me enlisté yo creía que matar era inmoral, pero también que las guerras eran una parte inevitable de la vida, por lo tanto, una excepción a la norma.

Después de enlistarme comencé la lenta transformación hacia la adultez. Como muchas adolecentes que dejan su hogar por primera vez, pase por un periodo de crecimiento y de búsqueda interior, del alma. Conocí a mucha gente nueva e ideas que expandieron mis limitadas experiencias.

Después de leer ensayos por Bertrand Russel, viajar al Pacífico Sur y hablando con personas de todo el mundo, mis creencias sobre la humanidad y su relación con la guerra cambiaron. Comencé a ver una imagen más grande del mundo y comencé a re-evaluar todo lo que había aprendido sobre guerras mientras era una niña. Desarrolle la idea de que tomar vidas humanas estaba mal y que las guerras no eran una excepción. Así fui capaz de clarificar quién soy y cuales son mis principios.

La que yo más respeto en este mundo es la vida y yo nunca tomare la vida de otra persona.

Asi como otros tienen fe en dios, yo tengo fe en la humanidad.

Tengo una profunda convicción de que las personas tienen que solucionar todos los conflictos por medio de la diplomacia pacífica, sin el uso de la violencia. La violencia solo provoca más violencia.

Porque creo fuertemente en la noviolencia, no puedo realizar ningún rol en las fuerzas armadas.

Toda persona que realiza alguna labor, sea la que sea, en el Ejército contribuye de alguna manera a la planificación, preparación o implementación de la guerra.

Por 18 meses, mientras mi estatus de CO estaba en espera, he respetado mi compromiso con el Ejército y he hecho todo lo que me han pedido.

Ahora he llegado al punto donde estoy forzada a elegir entre mi obligación legal al Ejército y mi profundos valores morales. Quiero dejar en claro que no compremetere mis creencias por ningún motivo.

Yo tengo una obligación moral no solo conmigo, con el mundo entero y esto es más importante que cualquier contrato legal.

Yo utilizare todos mi derechos legales para no tomar un arma y no participar en esfuerzos de guerra. Estoy determinada a ser des-enlistada como una OC y, durante el proceso de apelación, continuaré siguiendo ordenes que no choquen con mi conciencia hasta que mi estatus sea resuelto. Estoy preparada para aceptar las consecuencias por adherir y respetar a mis creencias.

Countries
Theme

Añadir nuevo comentario

Al enviar este formulario, usted acepta la política de privacidad de Mollom .