Especuladores de la guerra

Activistas de la IRG interrumpen la cena de bienvenida en la feria de armas ADEX
Activistas de la IRG interrumpen la cena de bienvenida en la feria de armas ADEX

La economía es una de las causas claves de la guerra – en cualquier parte donde haya un conflicto militar, alguien estará sacando provecho. Llamamos a esto “especulación de la guerra”.

La Internacional de Resistentes a la Guerra (IRG) entiende la especulación de la guerra en un sentido amplio – en cierto sentido, consideramos, a todas las empresas e iniciativas que se benefician económicamente del conflicto militar como especuladores de la guerra. Esto incluye el comercio de armas y las empresas que aprovechan la privatización y la subcontratación de servicios militares, pero también las que obtienen recursos naturales en las zonas de conflicto, instituciones financieras que invierten en empresas armamentísticas y muchas otras.

IRG publica una revista trimestral llamada War Profiteers' News (en inglés y en español) y organiza eventos para reunir a activistas e investigadores para compartir estrategias contra los especuladores de la guerra. En 2017, reuniremos a miembros y amigos de la IRG en Londres en un seminario llamado “Detener el negocio de la guerra”. Los activistas compartirán experiencias y estrategias de cómo enfrentan el comercio de armas y otros especuladores. El seminario tendrá lugar simultáneamente con la feria de armamento internacional de Equipamiento de Defensa y Seguridad (DSEI, según su nombre en inglés), donde también adoptaremos juntos acciones directas no violentas. En 2015, organizamos un evento parecido en Seúl, Corea del Sur, que tuvo lugar simultáneamente con la feria de armamento de Exhibición Internacional del Aeroespacio y la Defensa (ADEX, según su nombre en inglés).

Desde el 25 de agosto, más de medio millón de personas de la comunidad Rohinyá de Birmania han sido expulsadas del estado de Rakáin, en el norte del país. Las fuerzas de seguridad han incendiado casas, cosechas y aldeas en “operaciones de limpieza” que el alto comisionado de la ONU para los Derechos Humanos ha descrito como “un claro ejemplo de limpieza étnica”.

El 7 de octubre se cumplieron dieciséis años desde el comienzo de la guerra de Afganistán: la guerra más larga de Estados Unidos. En un esfuerzo por justificar la presencia continuada y extendida de tropas estadounidenses en el país, el presidente Trump está buscando un plan para lograr que empresas estadounidenses extraigan minerales de un Afganistán rico en recursos.

Estados Unidos y el Reino Unido son acusados regularmente de complicidad en crímenes de guerra por sus entregas de armas a Arabia Saudí, al frente de una coalición árabe de diez ejércitos. Francia, sin embargo, no ha sido objeto de acusaciones de ese tipo, a pesar de su larga colaboración con el reino saudí y varios de sus aliados.

Desde 2008, la comunidad de Klong Sai Pattana, en Tailandia, ha estado resistiendo la invasión de una gran empresa de aceite de palma: Jiew Kang Jue Pattana Co. La compañía ha ocupado las tierras para cultivar palma aceitera ilegalmente, por lo que la población cree que este hecho se encuentra detrás de la escalada de violencia que ha causado varias muertes, en una campaña de intimidación llevada a cabo para expulsarlos de sus tierras.

En Londres cientos de manifestantes han intervenido de forma directa para clausurar una de las ferias armamentísticas más grandes del mundo. El Equipo de Defensa y Seguridad Internacional, DSEI por sus siglas en inglés, abrió sus puertas el 12 de septiembre; sin embargo el recinto ferial donde se lleva a cabo fue bloqueado en numerosas ocasiones en la semana previa a su inauguración, ya que algunos activistas trataron de evitar que la feria se llevara a cabo.

En septiembre de 2017, cientos de empresas de armamento bélico se reunieron en Londres con motivo de la feria de armas de “Defenza y de Equipamientos de Seguridad Internacional” (de su sigla en Inglés: DSEI), para encontrarse con representantes de las fuerzas armadas de todo el mundo. A continuación se presentan algunos de los recursos que se distribuyeron y las charlas que ofreció la Internacional de Resistentes a la Guerra (IRG).

En septiembre de 2017, los miembros de War Resisters' International se reunieron en Londres para ayudar a interrumpir la preparación de DSEI - la feria de armas de Londres. Se llevó a cabo una semana de acción desde el 4 de septiembre, con cientos de activistas que impidieron la instalación de la feria. Más de cien personas fueron arrestadas. Puedes leer un resumen de las acciones en este artículo de War Profiteers News.

Suscribirse a Especuladores de la guerra