Antimilitarismos en movimiento

en
es

La Conferencia

La Conferencia Antimilitarismos en movimiento: narrativas de resistencias a la guerra busca visibilizar experiencias colectivas de base que resisten y desarrollan alternativas a la creciente militarización en los países de la Región y a nivel global. En este encuentro se reunirán experiencias a nivel global, regional y local, con el propósito de compartir y construir estrategias acción desde la noviolencia y el antimilitarismo, y donde Colombia será el país anfitrión en Julio-Agosto de 2019.

Antecedentes

La Internacional de Resistentes a la Guerra como red de organizaciones, grupos y personas antimilitaristas y pacifistas ha buscado visibilizar la situación de militarización en distintas partes del mundo, creando conexiones a través de eventos y acciones, iniciando campañas de noviolencia que involucren activamente a grupos y personas locales y promoviendo la solidaridad y el apoyo a quienes se oponen a la guerra y desafían sus causas, así como reuniendo activistas de distintas latitudes en encuentros internacional, siendo el último la Conferencia Internacional “Pequeñas Acciones, Grandes Movimientos” en Ciudad del Cabo, Sudáfrica.

Asimismo, las iniciativas por ampliar la perspectiva y posicionar el antimilitarismo como movimiento social noviolento, llevó a que diferentes organizaciones se articulen en una plataforma regional para lograr un mayor impacto y alcance de las iniciativas que desde América Latina vienen resistiendo los impactos del militarismo. Así, se creó la Red Antimilitarista de América Latina y el Caribe (RAMALC) donde convergen diferentes colectividades de países de América Latina. La RAMALC ha concentrado sus esfuerzos durante los últimos 4 años en producir contenidos de denuncia del militarismo en la región en su revista Rompiendo Filas, así mismo en desarrollar encuentros latinoamericanos por la desmilitarización, enfocándose en la realización de entrenamientos en Acción Directa Noviolenta y la problematización pública de la militarización en la región.

De la misma manera, el trabajo de más de 20 años de las organizaciones de objetores de conciencia y antimilitaristas en Colombia ha generado cambios importantes reflejados en la jurisprudencia constitucional, así como también en debates y leyes de este país. La solidaridad y articulación internacional para el fortalecimiento de los procesos antimilitaristas y el desarrollo del derecho a la objeción ha sido estratégica. Las organizaciones colombianas se han acercado al trabajo de la Internacional de Resistentes a la Guerra (IRG) para potenciar su capacidad de incidencia en la defensa de los derechos de las juventudes asociados al reclutamiento y posicionando la necesidad de hablar de objeción de conciencia, antimilitarismo y acción directa noviolenta.

Motivación

El momento histórico por el que atraviesa la sociedad colombiana es una oportunidad para problematizar las diversas formas de militarización y su relación con los diferentes ejercicios de violencia y exclusión en los ámbitos de la vida de las personas, así como las experiencias de resistencia que han sido acalladas en medio de un conflicto armado interno con diferentes actores armados legales e ilegales que hoy se reorganizan y plantean un reto importante en relación a los avances y falencias del Acuerdo de Paz firmado entre el gobierno nacional y la ex guerrilla de las FARC, hoy partido político.

En este contexto, la llegada al poder de un nuevo gobierno de derecha, el cuál representa sectores sociales y políticos que han estado históricamente en contra de la salida negociada al conflicto armado, significa un reto frente al recrudecimiento de la persecución política a líderes y lideresas sociales que defienden sus derechos y los de la naturaleza, promoviendo la construcción de paces diversas y justas en cada uno de los territorios.

Lo anterior, lejos de ser una situación particular, es el reflejo de lo que ocurre en muchos otros territorios de la región y del mundo. El avance de gobiernos o políticas guerreristas disfrazados de discursos de paz, la extracción de recursos que afecta a muchas poblaciones y al medio ambiente, la extensa inversión y financiación militar en contraposición a otros sectores como la educación o la cultura, el reclutamiento de jóvenes para la conformación de grandes ejércitos que defiendan los intereses de los países, son expresiones de la creciente militarización de las vidas, los cuerpos y los territorios.

Objetivos

General:

Propiciar un encuentro de experiencias de resistencia noviolenta y antimilitarista que permita la reflexión crítica frente a las formas de militarización de la vida, los cuerpos y territorios, visibilizando la diversidad de propuestas y alternativas sociales para la articulación y acción local y global en torno a la construcción de paces justas, diversas y sustentables.

Específicos

  1. Caracterizar las diferentes formas de militarización en el mundo, sus causas, implicaciones y justificaciones desde la mirada de diversos procesos organizativos de la sociedad civil.
  2. Compartir experiencias desde la noviolencia, el antimilitarismo y la resistencia de comunidades afectadas por diferentes tipos de violencia desde lo local a lo global.
  3. Establecer los aportes prácticos de las experiencias, ubicándolos como aprendizajes y retos que fortalezcan las apuestas sociales y políticas para resistir y re-construir el tejido social.
  4. Facilitar la articulación entre sectores y movimientos sociales que potencien la incidencia social y política en diferentes ámbitos a nivel local, regional y global.