Historias de resistentes a la guerra

Activists protesting at a military site in Mannheim, Germany, on the Bundeswehr Day
Issue number
56

Este mes, Historias de Resistentes a la Guerra incluye novedades sobre Corea del Sur, en donde el derecho a la objeción de conciencia es finalmente reconocido; Alemania y el Reino Unido, en donde los activistas han organizado protestas a nivel nacional en contra de las jornadas militares para el público, y Bélgica, en donde los activistas tomaron medidas inspiradoras en contra de la cumbre de la OTAN. También encontrarás historias sobre dos nuevas publicaciones: una referida a la situación en Eritrea y un informe en el que se indagan los vínculos entre la violencia estatal israelí y la promoción de material militar por parte de las empresas armamentísticas israelíes.

Los organizadores de la conferencia Eritrea y la crisis actual de los refugiados han publicado un nuevo cuadernillo llamado Eritrea: Un país bajo el control de la dictadura. Proporciona un panorama completo de la situación del país y de los refugiados eritreos en Europa y otras partes, así como también da a conocer sus iniciativas y actividades.

El 28 de junio, en una decisión histórica, el Tribunal Constitucional de Corea del Sur ordenó al gobierno introducir un servicio alternativo de carácter civil para los objetores de conciencia.

Activistas de Alemania y el Reino Unido organizaron en sus respectivos países actividades durante las jornadas militares para el público.

En Bélgica, filiales de WRI-IRG intervinieron repetidas veces en la cumbre de la OTAN, realizada el 11 y 12 de julio en la sede de dicha organización. Agir Pour la Paix , Vredesactie y grupos de España tuvieron como blanco delegaciones de empresas armamentísticas frente a las que, en una representación sangrienta, los activistas simulaban estar muertos; se unieron a marchas en las que llevaban misiles modelos, y colgaron banderas en los puentes.

Un nuevo informe llamado A Lab and A Showroom expone cómo la violencia extrema usada por el Ejército israelí contra los manifestantes palestinos respalda la producción y venta de material militar por parte de las empresas armamentísticas israelíes.