España da un giro de 180° en el pedido de misiles para Arabia Saudí

en
es
Around a dozen people climb over the rubble of demolished buildings in Yemen.

Traducido por Yael Codesal

El Gobierno español ha decidido seguir adelante con la entrega de 400 misiles guiados por láser a Arabia Saudí por valor de más de 10 millones de dólares unas semanas después de afirmar que cancelarían el pedido debido al terrible impacto civil de la guerra de coaliciones liderada por Arabia Saudí contra los rebeldes hutíes. El acuerdo de misiles se firmó en 2015, el mismo año en que la coalición comenzó una campaña de bombardeos. La principal cadena de televisión española declaró que las bombas se hubiesen utilizado en Yemen.

El ministro de Asuntos Exteriores español, Josep Borrell, anunció este giro de 180° el jueves 13 de septiembre y declaró a los medios que «la decisión es que estas bombas se entreguen según lo dispuesto en el contrato de 2015, suscrito por el Gobierno anterior y en el que no hay irregularidades». La decisión se tomó a raíz de las protestas de Navantia, un astillero estatal. Además del pedido de misiles, España tiene un acuerdo de 1 800 millones de euros con Arabia Saudí para suministrar cinco buques de guerra, y los trabajadores argumentaron que la cancelación del pedido de los misiles también podría poner en peligro el pedido de los barcos.

La guerra ha dejado más de 10 000 muertos y la vida de millones se ve amenazada por la hambruna. Amnistía Internacional ha declarado que todas las partes involucradas en la guerra han cometido crímenes de guerra y otras violaciones graves del derecho internacional. En agosto de 2018, una bomba impactó contra un autobús escolar y mató a más de 40 niños. Los restos presuntamente recogidos en el lugar del bombardeo indicaron que la bomba utilizada fue fabricada por la empresa estadounidense Lockheed Martin. A pesar de la gran cantidad de bajas civiles y de las acusaciones de crímenes de guerra, Borrell afirmó que los misiles que España vende a Arabia Saudí «no causan efectos colaterales».

Entre 2014 y 2017, España vendió 352 millones de dólares en armas al ejército saudí. A principios de este año, la región belga de Flandes prohibió la venta de algunas armas a Arabia Saudí o a los Emiratos Árabes Unidos, igual que Noruega, Alemania, Finlandia y Canadá. En conjunto, estos países representan una fracción relativamente pequeña de las armas que se venden actualmente a Arabia Saudí, la gran mayoría procedentes de los EE. UU. (8,4 mil millones de dólares desde 2014) y el Reino Unido (2,6 mil millones de dólares desde 2014).

Este artículo fue actualizado el 17 de septiembre para reflejar el cambio de decisión del Gobierno español. En el artículo original, se exponía que el Gobierno español había decidido cancelar el pedido de misiles.

 

Información del autor
Programmes & Projects
Countries
Theme

Añadir nuevo comentario

Image CAPTCHA