Declaración conjunta de las organizaciones surcoreanas que acogen con satisfacción la decisión del Tribunal Constitucional que reconoce la objeción de conciencia

International Conscientious Objection Day in South Korea

Hoy [28 de junio de 2018], el Tribunal Constitucional de la República de Corea ha dictaminado que el párrafo 1 del artículo 5 de la Ley de Servicio Militar (LSM a continuación) no se ajusta a la Constitución de la República de Corea, ya que no ofrece un servicio alternativo a los objetores de conciencia como un tipo de servicio militar, al tiempo que establece un plazo para seguir aplicando esa disposición hasta el 31 de diciembre de 2019. La decisión del Tribunal contra la inacción legislativa implica que es inconstitucional no promulgar la ley pertinente exigida por la Constitución. En su decisión de hoy, el Tribunal reconoce la objeción de conciencia como ejercicio del derecho a la "libertad de conciencia", que es un derecho fundamental consagrado en la Constitución, y señala que el párrafo 1 del artículo 5 de la LSM es inconstitucional porque no ofrece un servicio alternativo a los objetores de conciencia que han sido objeto de criminalización.

Esta sentencia nos acerca a una sociedad más madura, donde se respeta la conciencia de los individuos y se garantizan los derechos humanos, abriendo la puerta de la paz a muchos que se vieron obligados a elegir entre el servicio militar y el encarcelamiento. El Centro de Derechos Humanos Militares de Corea, Minbyun Lawyers for a Democratic Society, People's Solidarity for Participatory Democracy y World Without War acogen con satisfacción la decisión del tribunal, que ha sido la culminación de una larga lucha por el reconocimiento del derecho a la objeción de conciencia y la implementación de un servicio alternativo al servicio militar obligatorio. Pedimos la rápida implementación de un servicio alternativo para los objetores de conciencia.

Esta decisión debería haberse tomado hace tiempo. Demasiados han sido encarcelados innecesariamente. Hasta ahora, la conciencia y las creencias pacifistas de muchos no eran reconocidas en Corea del Sur y eran objeto de criminalización. La libertad de conciencia, consagrada en la Constitución, ha sido aplastada por la LSM. Desde el estallido de la Guerra de Corea, cuando se tuvo noticia por primera vez en Corea del Sur del castigo penal a la objeción de conciencia, más de 19.800 hombres han sido castigados por negarse a cumplir el servicio militar por motivos de conciencia o religión. El tiempo de prisión cumplido por los objetores asciende a más de 36.000 años. Estas personas que nunca han han hecho daño ni robado a nadie han esperado incontables años la sentencia de hoy. Aunque hace tiempo que debería haberse tomado, el dictamen marcará un claro cambio en nuestra sociedad. Además, la sentencia acercará a nuestra sociedad un paso más a la era de la paz en la Península Coreana, tal y como manifestaron los líderes de Corea del Norte y del Sur en Panmunjom.

No debería haber más dilación en la adopción de las siguientes medidas. La gran sala del Tribunal Supremo, que se espera que convoque una audiencia pública sobre la cuestión, debería declarar al acusado inocente, de conformidad con la decisión del Tribunal Constitucional, reconociendo la negativa a cumplir el servicio militar por motivos de conciencia como uno de los "motivos justificables" estipulados en la LSM. El Ministerio de Defensa de Corea del Sur debería acelerar el proceso de implementación de un sistema de servicio alternativo. Inmediatamente después de la decisión del Tribunal, el Ministerio anunció que "finalizará su política lo antes posible a través del proceso de toma de decisiones y el procedimiento legislativo acorde con la decisión". La Asamblea Nacional debería aprobar sin demora los proyectos de ley de enmienda a la Ley de Servicio Militar, que están pendientes en el comité permanente pertinente, a fin de que se puedan establecer los fundamentos jurídicos para el servicio alternativo. Dado que el Tribunal Constitucional ha fijado un plazo para la promulgación de legislación apropiada para finales de 2019, los proyectos de ley para introducir un servicio alternativo deberían examinarse en el período ordinario de sesiones de la Asamblea Nacional en el segundo semestre de este año, a fin de que pueda estar en vigor en 2019.

Las decisiones del Tribunal Constitucional son vinculantes para todos los organismos gubernamentales. En consecuencia, hay que poner fin a las profundamente arraigadas discriminación y criminalización contra los objetores de conciencia. La Administración Militares de Recursos Humanos debe dejar inmediatamente de publicar información personal sobre los objetores ilegítimamente. En el caso de los objetores que hayan cumplido su condena, el Ministerio de Justicia debería considerar la posibilidad de concederles el indulto. Teniendo en cuenta el razonamiento de la decisión del Tribunal, más de 200 objetores que se encuentran actualmente en prisión están encarcelados únicamente por ejercer sus derechos constitucionales. El Ministerio de Justicia debería adoptar las medidas apropiadas a su favor.

En la decisión de hoy, el Tribunal también dictaminó que el párrafo 1 del artículo 88 de la LSM no violaba la Constitución. El artículo prevé penas de hasta tres años de prisión para toda persona que no se aliste sin motivos justificados, y su constitucionalidad ya había sido impugnada previamente en 2004 y 2011. Si bien la sentencia del Tribunal sobre el párrafo 1 del artículo 5 de la LSM afirma efectivamente el reconocimiento constitucional de la objeción de conciencia y el establecimiento de un sistema de servicio alternativo, es lamentable que el Tribunal considerara que la cláusula penal era constitucional. Esto crea un difícil obstáculo para la protección inmediata de los derechos de los objetores de conciencia que están siendo juzgados o encarcelados. No obstante, el poder judicial y el Ministerio de Justicia deberían adoptar una lectura del espíritu de la decisión del Tribunal Constitucional para garantizar la adopción de las medidas adecuadas, incluida la absolución de los objetores que están siendo juzgados.

Las organizaciones de la sociedad civil de Corea del Sur pidieron previamente a las autoridades que iniciaran el debate sobre lo que constituye un sistema de servicio alternativo razonable cuando presentaron la "Propuesta de Organizaciones de la Sociedad Civil para la Introducción de un Sistema Razonable de Servicio Alternativo". En su opinión, Amnistía Internacional de Corea del Sur, Minbyun Lawyers for a Democratic Society, People's Solidarity for Participatory Democracy y World Without War afirmaron que "un servicio alternativo no significa una exención del servicio militar o de un privilegio. Su objetivo es servir a la comunidad haciendo exigencias equivalentes al servicio militar obligatorio, y respetando al mismo tiempo la conciencia de los objetores", y propusieron “criterios para la implementación de un sistema razonable de servicio alternativo" basado en los principios establecidos internacionalmente. Esto incluía lo siguiente: que el examen de los objetores de conciencia y la gestión de un sistema alternativo deberían estar fuera del ámbito militar; que la exigencia de un tiempo de servicio mucho más largo en comparación con el servicio militar obligatorio podría constituir otra forma de castigo; y que los objetores de conciencia que estén en servicio activo o en la reserva deberían poder solicitar un servicio alternativo. La propuesta también hace hincapié en que la opinión de la sociedad civil, que incluye a los expertos no gubernamentales y a los objetores de conciencia, debería reflejarse a lo largo de todo el proceso de introducción de un sistema de servicio alternativo al servicio militar. Debemos dejar atrás el contraproducente debate sobre si debemos permitir el servicio alternativo y centrarnos en qué tipo de servicio alternativo deberíamos tener.

Expresamos nuestra sincera gratitud y respeto a todos las personas profesionales del Derecho, periodistas, activistas y objetores de conciencia que se han dedicado a la lucha por el reconocimiento del derecho a la objeción de conciencia, la introducción de un servicio alternativo, y la paz y los derechos humanos en Corea del Sur. La conciencia ha ganado. La paz ha ganado. Liberen a todos los prisioneros por la paz.

28 de junio de 2018

Center for Military Human Rights Korea, Minbyun Lawyers for a Democratic Society, People's Solidarity for Participatory Democracy, World Without War

Programmes & Projects
Countries
Theme

Añadir nuevo comentario

Image CAPTCHA