Como Suiza se beneficia de la guerra

en
es
Activistas de GSoA junto a una pancarta que reza «Paremos la exportación de armas»
Activistas de GSoA junto a una pancarta que reza «Paremos la exportación de armas»

Traducido por Joan Marco Perales

Suiza es un país reconocido por sus contribuciones al diálogo internacional, la preservación de la paz y por sus esfuerzos diplomáticos. Promover la paz y los derechos humanos es un punto prioritario de su política exterior. No obstante, la coherencia no parece ser un valor muy apreciado en el pequeño país alpino; no solo invierten las instituciones financieras suizas (tanto bancos privados y públicos como aseguradoras o fondos de pensiones) miles de millones de francos suizos en empresas armamentísticas de todo el mundo, sino que también se usan armas y tecnología militar de origen suizo en muchos conflictos.

El Grupo para una Suiza sin Ejército (GSoA, por sus siglas en inglés) es la organización pacifista más grande de Suiza, además de la más efectiva. Se niega a aceptar la explicación de que el negocio de la guerra y sus víctimas son inevitables en la era del comercio globalizado y la comercialización transfronteriza. También se llevan a cabo acciones para promover un debate público y denuncian el involucramiento fatídico de las industrias financieras y armamentísticas suizas, con la muerte y el desplazamiento de millones de personas como consecuencia.

Mediante las herramientas que el sistema político de Suiza le otorga, el GSoA promovió un referéndum para añadir un parágrafo en la constitución suiza que prohibiese la financiación de empresas armamentísticas a través de bancos y fondos de pensiones o de inversión. Los datos más recientes demuestran que esta prohibición es necesaria: los grandes bancos UBS y CS, ambos privados, tienen inversiones en armas nucleares, con una inversión de 4.015 millones y 789 millones de dólares respectivamente. Ambas entidades bancarias aparecen en el Salón de la Vergüenza del informe de marzo de 2018 publicado por «Don’t bank on the Bomb». En cuanto a los fondos que acaban en empresas que producen otro tipo de armas, es casi imposible encontrar información. No obstante, puesto que muchas empresas armamentísticas se incluyen en los índices de las bolsas, como MSCI WORLD —las instituciones financieras suizas son inversores habituales en este tipo de fondos—, miles de millones de francos suizos terminan en las cuentas bancarias de empresas armamentísticas.

Incluso el banco nacional suizo tiene acciones de casi 140 millones de dólares en Raytheon —estas acciones aumentan su valor cuantos más misiles de esta empresa se usan en conflictos de todo el mundo—. El banco nacional suizo responde a las críticas públicas hacia estas inversiones con una excusa de escándalo: Raytheon no produce ningún arma que esté prohibida internacionalmente y, por tanto, debe ser tratada como cualquier otra empresa. Ignoran completamente los efectos mortales que tienen las armas legales y el hecho de que Raytheon solía producir bombas de racimo hasta hace un par de años. El referéndum que promueve GSoA permitirá a los votantes decir ‘no’ a este tipo de negocio.

En cuanto a la propia industria armamentística suiza, el año pasado los representantes de trece empresas armamentísticas se dirigieron al gobierno para expresar su preocupación por las restricciones actuales sobre la exportación a países con guerras civiles, que ponían en peligro el empleo y pondría a la industria suiza por detrás de la competencia internacional. Básicamente están pidiendo al gobierno que cambie las regulaciones para la exportación de armas suizas para así permitir la venta a países que están viviendo guerras civiles. La industria solo supone un 0,15% del total de las exportaciones de Suiza y la industria armamentística es uno de los exportadores menos importantes. La arrogancia que demuestra esta industria es totalmente desproporcionada si la comparamos con su peso en Suiza, pero el gobierno parece dispuesto a cumplir sus deseos sin ni siquiera escuchar a la sociedad civil. GSoA busca exponer la gran influencia del lobby de las armas en Suiza y quiere recordar tanto al gobierno como al público del compromiso que el país tiene con la paz.

Información del autor

Magdalena Küng works for Switzerland Without an Army (GSoA)

Programmes & Projects
Countries

Añadir nuevo comentario

Image CAPTCHA

About the authors

Magdalena Küng works for Switzerland Without an Army (GSoA)