Afiliado destacado: Aseistakieltäytyjäliitto (Unión Finlandesa de Objetores de Conciencia)

Soldados presentados con panfletos por activistas de AKL

Cada mes, presentaremos a un afiliado diferente de la Internacional de Resistentes a la Guerra. Este mes es Aseistakieltäytyjäliitto (La Unión Finlandesa de Objetores de Conciencia), nuestro afiliado en Finlandia.

La Unión Finlandesa de Objetores de Conciencia (Aseistakieltäytyjäliitto, AKL) fue fundada en 1974. En sus comienzos, trataba cuestiones relativas al servicio militar bajo el nombre de Unión de Soldados Civiles (Siviilipalvelusmiesliitto). Durante la década de 1980, la objeción total fue incorporada al trabajo de la organización y su nombre cambió al de Unión de Objetores de Conciencia (OC) en 1987. Y desde comienzos de la década de 1990, el campo de actividad de la AKL se amplió, y en la actualidad, es una organización antimilitarista que trabaja desde el nivel comunitario en diferentes cuestiones relacionadas con el militarismo.

Finlandia aún tiene una tasa muy alta de reclutamiento masculino (alrededor del 65% de los hombres jóvenes prestan el servicio militar), por lo que la objeción de conciencia es todavía una parte muy importante de nuestro trabajo. Ayudamos a todas las personas que no desean ser reclutadas: a los que quieren realizar servicio civil, los objetores totales y las personas que buscan ser exentas del el servicio militar. Todos los años, alrededor de mil reclutas o sus familiares/amigos se ponen en contacto con nosotros directamente y nos piden consejo, y decenas de miles buscan en nuestras páginas web respuestas a asuntos relacionados con su reclutamiento. Así mismo, trabajamos por lograr introducir mejoras en las legislaciones, participando en debates públicos, en el cabildeo, en diferentes tipos de protestas, y recurriendo a organismos internacionales de derechos humanos.

La militarización de la juventud también es una cuestión muy importante en Finlandia. Aquí se produce principalmente a través del sistema de reclutamiento, pero actualmente la militar también tiene una fuerte presencia en las escuelas y en algunas cuestiones relacionadas con menores. Desde hace décadas, la AKL ha organizado campañas contra el reclutamiento durante las llamadas a filas en otoño. Tradicionalmente, estas campañas han significado repartir panfletos afuera de los centros de reclutamiento sobre las alternativas que existen al servicio militar, pero actualmente también realizamos un gran esfuerzo por transmitir información a través de los medios sociales. Además, estamos presentes en muchos festivales de verano. Otras organizaciones pro paz finlandesas también cuentan con proyectos pedagógicos sobre la paz y la no violencia que se imparten a los jóvenes en sus colegios.

En la actualidad, también tenemos muchos proyectos que no están directamente relacionados con la objeción de conciencia. Desde la década de 1990, AKL ha participado activamente en acciones internacionales de protesta contra la OTAN y las armas nucleares en Inglaterra, Escocia, Bélgica y otros países. Durante casi 20 años, hemos coordinado la campaña “Comida, No Bombas” en Finlandia, y hemos organizado una campaña “Comida, No Bombas” internacional en Helsinki cada verano. Y uno de nuestros principales proyectos para 2018 es un “Ejercicio de Paz en el Báltico”, que se organizará en Finlandia en el verano de este año, y reunirá a activistas de Finlandia, Suecia, Rusia y, con suerte, de los Estados bálticos.

Finlandia es una sociedad muy militarizada, aunque a primera vista pudiera no parecerlo. El actual militarismo finlandés se deriva en parte de su historia, de la participación del país en la Segunda Guerra Mundial, y de la ubicación geográfica de Finlandia como vecino de Rusia. Mucha gente ha visto el ejército, o incluso el reclutamiento, como una necesidad para hacer frente a posibles amenazas procedentes de un impredecible vecino del Este. La actual situación de tensión que se vive en Europa ha vuelto estas preocupaciones más bulliciosas y visibles en la sociedad finlandesa.

AKL logo

Esto, por supuesto, configura el contexto en el que trabajamos. La creación de un servicio civil que no resulte discriminatorio a la luz de los estándares internacionales de los derechos humanos ha sido una tarea demasiado difícil para las autoridades finlandesas. En Finlandia, aún se emiten sentencias de prisión incondicional o de detención domiciliaria contra los objetores totales. Y hasta esta década, apenas se producían debates sobre el futuro y la justificación del reclutamiento. En la actualidad, estos debates públicos sí se producen, pero la idea que más se promueve en los mismos no es la de abolir este sistema, sino la de extenderlo mediante la creación, por ejemplo, de algún tipo de servicio nacional “medio militarizado”, obligatorio también para las mujeres.

Sin embargo, las cosas están cambiando poco a poco incluso en Finlandia. El debate sobre la “reforma del reclutamiento” es una señal de que el reclutamiento tradicional masculino finlandés está entrando en crisis. Las ideas sobre un “servicio nacional universal” no son realistas, ya que éste no es necesario, pues sería extremadamente caro y probablemente iría en contra de la prohibición del trabajo forzoso de los tratados internacionales sobre derechos humanos. Por tanto, la única forma de superar esta situación es mediante la creación de un sistema militar basado en soldados voluntarios.

En febrero, el Tribunal de Apelaciones de Helsinki resolvió que las condenas a los objetores totales eran contrarias a la constitución finlandesa. En la actualidad, los objetores totales no están siendo condenados, pues los tribunales han pospuesto otros casos hasta que el Tribunal Supremo emita su decisión.

Póngase en contacto con AKL

Sitio web  akl-web.fi | Facebook facebook.com/aseistakieltaytyjaliitto | Contacto toimisto@akl-web.fi | Twitter twitter.com/Akl_Wri

Información del autor

Kaj Raninen, AKL

Countries
Theme

Añadir nuevo comentario

Image CAPTCHA