Campaña del mes: Deadly Exchange

en
es
US police in formation

Nuestra campaña del mes es «Deadly Exchange», un proyecto de Jewish Voices for Peace, una de las organizaciones que luchan por el fin de la ocupación israelí en Oriente Medio. Esta campaña pretende terminar con los intercambios de fuerzas de seguridad entre los Estados Unidos e Israel. En la página web de la organización se explica por qué estos programas son tan peligrosos y por qué es necesario acabar con ellos:

“La falsedad mortal que supone creer que la violencia contra algunas comunidades puede traer seguridad a otras se perpetua mediante la política tanto de Israel como de los Estados Unidos.

Uno de los campos más peligrosos en los que los gobiernos de Trump y de Netanyahu convergen es el programa de intercambio de policía, agentes de inmigración, patrullas fronterizas y personal del FBI de los Estados Unidos con soldados, policía, agentes fronterizos y otros cuerpos de Israel. En estos programas se llevan a cabo prácticas que promueven y extienden movimientos represivos y discriminatorios en ambos lugares, incluyendo también ejecuciones extrajudiciales, ordenes de tirar a matar y asesinatos por parte de la policía, perfiles raciales, espionaje y control masivo, deportaciones, detenciones y ataques contra la integridad de defensores de los derechos humanos.

Como judíos americanos y aliados que somos, creemos que es esencial crear sensibilidad hacia la seguridad colectiva, además de ponerla en práctica. Ya que somos también una organización judía con el objetivo de preservar la seguridad y la justicia para todo el mundo, nos vemos en la obligación de trazar una frontera en lo que respecta a estos intercambios. Queremos unir nuestros esfuerzos para expandir la definición del santuario: uno que signifique seguridad para todas las personas afectadas por las medidas ya mencionadas, desde inmigrantes y refugiados hasta personas de color, musulmanes, trans y queer”.

Este tipo de programas de intercambio ha movilizado ya a miles de agentes estadounidenses con el fin de, según el gobierno de los Estados Unidos, entrenarlos en materias de contraterrorismo. La campaña Deadly Exchange es en cierto modo una respuesta a la campaña israelí «Boycott, Divestment and Sanctions» (Boicot, Desinversiones y Sanciones en español) y a la plataforma Movement for Black Lives, una plataforma destinada al cese de la violencia contra personas de color, y que busca desviar los fondos destinados a programas como el de intercambio de agentes a programas de educación, sanidad y de seguridad para las personas de color en los Estados Unidos.

Israel se considera a sí mismo un experto en contraterrorismo a nivel mundial; de hecho, la ocupación israelí en Palestina le ha dado la oportunidad de probar nuevas tácticas y equipamiento, creando así una de las industrias de defensa más grandes del mundo. Los Estados Unidos por su lado envían cada año cerca de tres mil millones de dólares a Israel como ayuda para el sector militar.

La campaña Deadly Exchange pretende fomentar el activismo de grupos locales para la formación y concienciación de la comunidad respecto a estos temas. También es un objetivo central buscar la ayuda necesaria para investigar las relaciones entre los cuerpos de seguridad estadounidenses e israelíes. Puedes encontrar más información sobre la campaña en nuestra página web: http://deadlyexchange.org/about-deadly-exchange/

 

 

Programmes & Projects
Countries
Theme

Añadir nuevo comentario

Al enviar este formulario, usted acepta la política de privacidad de Mollom .