Police militarisation

en

Safariland es una empresa estadounidense, fundada en California en 1964 y especializada en una amplia gama de productos y servicios destinados a fuerzas policiales y de seguridad. Es un conglomerado de distintas empresas y marcas, cuyos ingresos se calculan en $500 millones.

Rheinmetall es una empresa alemana de defensa y automoción fundada en 1889, y es el mayor fabricante de armas de Alemania. En el año fiscal 2017, las ventas de defensa de Rheinmetall fueron de € 3.036 mil millones, y la compañía emplea un total de 23,726 personas.

Durante la primera semana de septiembre de 2018, el presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, estuvo 4 días de visita en Israel. Este viaje fue una oportunidad para conocer al primer ministro israelí Benjamín Netanyahu, a los miles de filipinos que viven y trabajan en el país… y para explorar las oportunidades para la compra de armas.

Imperial Armour es una compañía sudafricana basada en Durban. Fabrica una variada selección de ropa, uniformes, botas, chalecos antibalas y armadura corporal, cascos, bolsas y equipamiento como binoculares, cinturones y fundas para uso militar, fuerzas del orden, bomberos y cuerpos de rescate y grupos de desactivación de bombas.

Otokar es la empresa armamentística más grande de Turquía, especializada en vehículos terrestres militares como tanques, transportes blindados de personal y torretas. Fundada en 1963, los vehículos de la empresa se usan en 30 países distintos. Además, la empresa afirma tener más de 30.000 vehículos Otokar en funcionamiento por todo el planeta y ser “el mayor proveedor de vehículos terrestres” del ejército turco.

En París, activistas de todo Europa se unieron a manifestantes franceses para tomar acción contra la feria de armas Eurosatory 2018, reunión bienal que en esta edición vio a más de 1,700 empresas de armas exhibir sus productos a 57,000 personas de más de 150 países, incluidas delegaciones militares de todo el mundo.

Un nuevo informe del Transnational Institute expone el enorme impacto de las políticas de "externalización fronteriza" de la Unión Europea, las empresas que se benefician de ellas y el gran número de personas afectadas. Expandiendo la fortaleza explora cómo el control migratorio se ha convertido en una parte importante de las relaciones exteriores de la UE, con políticas de externalización que requieren que los vecinos "actúen como guardias fronterizos de Europa".

Thales es una empresa francesa, de la que el Gobierno francés posee una parte, que construye una amplia gama de radares, sonares y satélites de vigilancia electrónica, sistemas de comunicación táctica y de gestión de combate, drones, aviónica del helicóptero, vehículos blindados, sistemas de morteros y misiles.

Subscribe to Police militarisation