INTELIGENCIA FEMINISTA FRENTE A LOS DUEÑOS DE LA OSCURIDAD

en
es

por michelle renyé (abril 2014, traducido por la autora del original en inglés descargable en una versión de mayo 2014 en http://www.wri-irg.org/node/23047)

¡Las mujeres deciden, el Estado garantiza, la sociedad respeta y la Iglesia católica no interviene!

La situación de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres en una determinada sociedad es uno de los indicadores más claros sobre con qué profundidad entiende una población la idea de derechos humanos. Desde el fin de la dictadura (hacia 1976), el movimiento feminista ha estado luchando por la despenalización de la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) y temas íntimamente relacionados, como la Educación Sexual en la secundaria pública y los centros de Planificación Familiar, la gratuidad de los anticonceptivos y de la IVE en la Seguridad Social, lo que cambiaría de fondo al fin la situación de que se ignore el derecho fundamental de las mujeres a su propio cuerpo y a elegir el tipo de vida que desean llevar.

Cuando el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) estuvo en el gobierno y tuvo la mayoría, se aprobaron dos leyes relativas a la IVE: la ley de 1985, restrictiva pero que al menos despenalizaba la IVE en tres casos: cuando el embarazo hacía peligrar la vida de la mujer, su salud física o mental; para malformaciones, y por violación; y la ley del 2010, llamada Ley de Salud Sexual y Reproductiva y de la Interrupción Voluntaria del Embarazo, más progresista (¡aunque llegó 25 años después!) pero muy criticada pues seguía sin despenalizar la IVE en España. En 1985, El Partido Popular (PP), de la derecha política, había presentado una apelación de inconstitucionalidad a la ley basándose en el artículo 15 de la Constitución española de 1978: “Todos tienen derecho a la vida y a la integridad física y moral, sin que, en ningún caso, puedan ser sometidos a tortura ni a penas o tratos inhumanos o degradantes." (se ve que el uso del masculino en el lenguaje sigue, como durante siglos, excluyendo a las mujeres). El Tribunal Constitucional declaró que la vida de un ser no nacido no podía ser considerada prioritaria sobre la vida de un ser humano ya nacido, esto es, de una mujer. A pesar de esto, en el 2010 el PP volvió a presentar la apelación (aún no resuelta) al tiempo que sus bases desarrollaban una campaña en defensa del restablecimiento del Orden social y familiar tradicional, posición ultra católica para el grueso de las personas creyentes en España hoy en día, pues hoy se comprende que las relaciones sexuales no son solo para la reproducción humana y que forzar a las mujeres a gestar es tortura.

Durante la presidencia del PSOE de Zapatero (2004-2011), se aprobaron las medidas legales más sensibles a los derechos de las mujeres y del movimiento LGBTI de defensa de la identidad sexual y de sexualidad: para la protección de mujeres de la “violencia de género” (2004, bastante poco efectiva pero que aportaba el esclarecedor término “violencia de género” que implica un reconocimiento de la existencia de un problema de violencia específico de violencia de hombres hacia mujeres, es decir, de género, en la sociedad patriarcal), para legalizar el matrimonio homosexual y la adopción (2005), para democratizar la identidad de género haciendo posible que las personas trans puedan registrar su identidad sexual real en documentos públicos (2007), para la Igualdad de mujeres y hombres incluida el derecho a ser nombradas (2007)… Al mismo tiempo, el Consejo Europeo exigía a España que cobrara el IVA a la Iglesia católica, como se cobra a todo el mundo. (La Iglesia católica tienen en España unos privilegios que dejan atónita a una mente democrática.) La extrema derecha política, ultra católica, estaba escandalizada. Y como la Transición española les permitió conservar puestos de poder, confundiendo reconciliación con injusticia, sus dogmas religiosos interfieren de hecho en un Estado democrático laico donde la población sabe que los derechos humanos son mejores para la organización de la sociedad que los dogmas de fe que se imponían en la dictadura.

El pasado diciembre (2013), en el Congreso, el Partido Popular, en el gobierno desde 2011, aprobó sólo con sus votos que se admitiera a trámite la nueva ley “para la protección de la vida del no nacido [sic] y los derechos de la mujer embarazada [sic]”, lo que hace retroceder a la sociedad española a la situación que sufrimos durante el franquismo, donde las vidas de las mujeres están en peligro por políticas misóginas, y su libertad para elegir si desean ser madres o no les es negada. ¡Cuando incluso santo Tomás de Aquino explicó que el “no nacido” no podía tener alma hasta haber nacido, hasta independizarse del cuerpo de la mujer! Y estos son los hechos: aunque se dice que el 70% de la población española es católica, por un lado, la mayoría de las personas con estas creencias están a favor del uso de anticonceptivos y de la IVE, a pesar del Vaticano, y por otro, sospechamos que un porcentaje nada desdeñable de “personas católicas” bautizadas como tales durante la dictadura franquista solicitarían que se borraran sus nombres del Registro de personas católicas en España porque no lo son, y fueron bautizadas como tales no por razones de fe de sus padres, sino por miedo a la represión. Sin embargo, la Iglesia católica, en lugar de desear disponer de un registro real de su población de fieles, plantea obstáculos en ocasiones insuperables para la apostasía (para más información, en español y catalán, Qué es y cómo apostatar, por Jesús Fraile) porque usando cualquier medio para evitar que sus números desciendan ya que ésta es la “razón” por la que conservar privilegios en este Estado democrático laico del Reino de España.

La nueva ley, la más represiva con las mujeres en democracia, que nos retrotrae de hecho al franquismo, será aprobada en un futuro próximo (2014) por el PP, que no necesita los votos de ningún otro partido para hacerlo.

La Interrupción Voluntaria del Embarazo (y la nueva ley)

Las mujeres se cuidan mucho de no quedar embarazadas, por regla general. Sin embargo, en ocasiones algo falla, o las fuerzan de innumerables maneras, incluida la violación, sometiéndolas a ese tipo de violación que se puede denunciar, o a la violación marital, o a la de novios borrachos o cabreados… Después de los ataques terroristas a mujeres en las clínicas y las manifestaciones masivas del 2008 y 2009 por parte de las personas que se llaman “pro-vida”, apareció una viñeta significativa: un hombre se cierra los pantalones mientras le dice a una mujer que llora horrorizada, “Gracias, guapa. No me denuncies por violarte y yo no te denunciaré por abortar. Lo tuyo son 6 años más”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 Si a finales de los años setenta, en los primeros años de democracia restablecida, 300.000 mujeres tuvieron que interrumpir sus embarazos, 3.000 morían por abortos clandestinos y 18.000 conseguían abortar sin morir en Londres, donde no era ilegal, en la actualidad 100.000 mujeres se ven en la posición de necesitar proceder a una Interrupción Voluntaria del Embarazo, una de las tasas más bajas de Europa. Según la Asociación de Clínicas de Aborto Acreditadas (2012), un 95,7% declara que no pretendían quedarse embarazadas por lo que no desean ser madres en ese momento. Esto incluye a un 30,2% que no quiere tener descendencia por razones económicas (falta de empleo, sobre todo).

Las mujeres interrumpen sus embarazos en cuanto pueden. El 97,7% de las IVE se llevan a cabo en las 14 primeras semanas (fases de fertilización del óvulo y desarrollo embrionario). Un 53,98% interrumpe la fertilización en las primeras siete semanas haciendo uso de medicación. La ley que pretenden aprobar este año exige informes y permisos varios, burocracia que consumirá tiempo y perjudicará además la salud de la mujer. Un 4,3% inicialmente quiere quedarse embarazada pero algo sale mal. La nueva ley del PP las forzará a seguir adelante con su embarazo, incluso si el feto tiene graves malformaciones. El 60% de las mujeres que solicitan la IVE tienen entre 18 y 30 años. Las jóvenes de 15 años representan el 1% y las de 16 y 17 años, el 4%. El 87% de las menores de edad informa a sus madres y/o padres por buscar apoyo, pero el 13% restante no puede hacerlo por razones trágicas, como no tener padre y/o madre, tener progenitores que las abandonaron, que están en la cárcel, en el extranjero, que las someten a malos tratos y las matarían si lo supieran… Estas muchachas fueron literalmente salvadas por la ley del 2010, que consideró estos casos. El Partido Popular, sin embargo, consideró esta medida una atrocidad que le niega a las jóvenes de la compañía de sus padres en un momento en que tanto necesitan su apoyo [sic]. Para empeorar la situación, toda mujer tendrá que conseguir la autorización de dos psiquiatras además de la de su propia ginecóloga o ginecólogo, y se anima a la profesión médica a negar este servicio de salud (“objeción de conciencia a la IVE”, lo llaman).

Compromiso social y creatividad feministas

Después de la defensa del derecho de las mujeres a abortar en 1936, liderada por la representación anarquista en el Parlamento de la Segunda República, cuando el aborto fue legalizado por primera y única vez en España, hemos tenido que esperar hasta 1976 para volver a empezar con la lucha feminista no clandestina. En los años setenta, una de las formas de esta lucha más impresionantes fueron las autoinculpaciones: las mujeres declaraban públicamente que habían abortado, una acción considerada un crimen en el Código Penal, y lo hacían para luchar por sus derechos y también para sacar de la cárcel a mujeres, comadronas, ginecólogos (no recuerdo si había ginecólogas entonces) que ya estaban en la cárcel cumpliendo penas.

Permitidme compartir aquí una reflexión sobre la lucha social. Me pregunto si cuando el MOC, el Movimiento de Objeción de Conciencia y de Insumisión en España, desarrolló la impresionante campaña contra el servicio militar obligatorio en los años ochenta, las y los activistas conocían este antecedente, también impresionante, de autoinculpaciones por las personas feministas. Yo no, o lo más preocupante, si lo había oído (que con toda probabilidad sí), no lo tenía ubicado en mi marco conceptual en el nivel de valor y mérito donde habíamos ubicado la campaña de insumisión al ejército.

Éste es el hecho desnudo: las luchas de las mujeres siempre han sido ignoradas, silenciadas, sencillamente no concebidas como tales, y esto sigue ocurriendo hoy, y se produce por lo profundo que es el condicionamiento patriarcal y por la tendencia general a no querer conocer sus complejidades, lo que resulta en que personas con compromiso social, en lucha por la justicia y la solidaridad, no ejerzan suficiente autocrítica, algo que sin duda sí podrían ejercer. Cuando el 15M inundó las calles/plazas en 2011 dibujaron un mapa conceptual de la lucha social: tras la alegría de ver reconocidas diferentes luchas, como la del movimiento de insumisión (un movimiento pacifista, de lucha noviolenta), las personas con una inteligencia feminista especialmente desarrollada sufrimos el shock de ver que no había conciencia de las luchas feministas, a pesar de que esta corriente social ha cambiado por completo las vidas de las personas a través del uso de la noviolencia, además. Un caso análogo pero relativo a un movimiento mucho más pequeño es el del anarquismo. Distorsionado por la percepción de la mayoría, como el feminismo, se supone que el anarquismo es un movimiento de gente mala y violenta. Sin embargo, el hecho es que en la lucha social actual se organizan asambleas para todo y todos los lugares, para facilitar compartir, dialogar, encontrar soluciones, reclamándose así una política de justicia, libertad y solidaridad.

Las feministas, y las personas feministas, continúan diseñando acciones creativas en el día a día mientras al tiempo continúan con la lucha legal contra legislación injusta, y siguen combinando las Acciones Directas Noviolentas (ADNV) con la presión a las y los representantes de los partidos políticos.

Desde 2010 presento ahora algunos ejemplos…

El tren de la libertad. Les Comadres, un grupo de mujeres de Asturias, que –desde los años ochenta— se había propuesto promover el feminismo en la sociedad, decidieron iniciar esta campaña cuando se admitió a trámite el borrador de ley en diciembre 2013. Trenes de diferentes lugares del país llevaron a miles de personas a Madrid, donde presentaron la declaración “Porque yo decido” en el Congreso. El dos de febrero se produjo la manifestación feminista más numerosa que yo sepa, con unas 30.000 personas que venían a su vez de todas las diferentes corrientes feministas: feministas de doble militancia o las conectadas a partidos políticos, feministas independientes, y el universo de grupos e iniciativas que se han ido generando en décadas de lucha, incluido el cíberfeminismo.

Para más información, Tren de la Libertad, en http://www.eltrendelalibertad.com/ (dic 2013- feb 2014)

La Acción Registro de Nuestros Cuerpos. Diseñada por la artista visual Yolanda Domínguez y acogida con entusiasmo por mujeres de todas las comunidades, desde el 5 de febrero las mujeres están yendo al Registro de la Propiedad Mercantil a registrar la propiedad de sus propios cuerpos. “Los impresos presentados y sellados forman parte de una acción simbólica que pretende hacer visible este conflicto”, explica Yolanda. "El cuerpo es un territorio de necesaria reconquista por parte de las mujeres. Un cuerpo moldeado por otros y para otros, convertido en objeto, usado como mercancía, agredido, manipulado y sometido a estereotipos imposibles."

Para más información, visitad la web de Yolanda en http://www.yolandadominguez.com/ (2014)

Escraches feministas. El 16 de mayo, 2013, la Campanya pel Dret al'Avortament Lliure i Gratuït [en catalán, Aborto libre y gratuito] convocó a un escrache feminista [un escrache es un tipo de acción que pretende exponer a personas que han cometido crímenes contra la humanidad y están libres y sin juicio, acción que se empleó por el movimiento popular en las Américas Latina e Indígena y que hoy empleamos, en especial en el movimiento anti-desahucios al que suele representar Ada Colau] a las puertas de las sedes del PP en diferentes lugares. Miles de personas salieron a la calle en 28, para defender el derecho de las mujeres a decidir si quieren ser madres, y los derechos sexuales y reproductivos de la población. "El setze, setge!" [¡El 16, asedio! –palabras homófonas en catalán]. Asedio a los recortes, a la represión sexual, a la maternidad obligatoria, a la no prevención de enfermedades de transmisión sexual, a la falta de educación sexual y afectiva, al control sobre el cuerpo de las mujeres. Porque yo, tú, nosotras, TODAS decidimos, y no Gallardón ni la conferencia episcopal”.

Para más información, Pikara Magazine, http://www.pikaramagazine.com/2013/05/escrache-feminista-hacia-la-desobediencia-civil-ante-la-contrarreforma-de-la-ley-de-aborto/ (mayo 2013

Mujeres ante el Congreso. La Plataforma Mujeres ante el Congreso se estableció en 2009 y continua activa. Elaboran declaraciones, manifiestos, dan charlas, publican información y análisis sobre leyes y maniobras políticas. Recogen firmas y también hacen llamamientos a la movilización en la calle.

Para más información, Mujeres ante el Congreso, en http://mujeresantecongreso.org/ (2009-2014)

La Marea Violeta del 15M. En el 15M se han formado las mareas, que inundan las ciudades de un color determinado que se identifica con un tipo de demanda. La marea violeta se relaciona con el feminismo y el movimiento LGBTI. La población ha estado expresando su oposición a la anunciada nueva ley en decenas de ciudades, llevando, por ejemplo, ruda (hierba abortiva) a las manifestaciones como símbolo de que las mujeres tendrán que volver a emplear métodos tradicionales, ineficaces o peligrosos.

Para más información, 15M: Toma la plaza at http://tomalaplaza.net (2011-14)

ADNV Cuerpo. La Iglesia católica intenta re-establecer un Orden social contrario a los derechos humanos de las mujeres, y mujeres de generaciones más jóvenes están reflejando la gravedad de esta agresión en sus acciones. Femen intentó hacer llegar el mensaje “El aborto es sagrado” al presidente de la Conferencia episcopal (feb 2014). Desde 2010 las mujeres vienen actuando en y ocupando iglesias con mensajes directos: “Si os metéis en nuestras vaginas, haremos el amor en vuestras iglesias” (dic 2013, feb 2014).

Para más información sobre este nuevo nombre, ADNV Cuerpo, ver http://www.mujerpalabra.net/activismo/adnv_cuerpo/adnv_cuerpo.htm

Otras acciones creativas. Pinceladas de arte contra la reforma del aborto de Gallardón: con el lema “¡Déjame en paz!”, 34 artistas plásticas organizan una exposición como protesta por lo que consideran una vulneración de derechos fundamentales de las mujeres. Más información en Nosotras Decidimos, http://nosotrasdecidimos.org/exposicion-colectiva-dejame.../ y el catálogo aquí: http://www.youtube.com/watch?v=gPiAB9qsqXk. En un tono crítico aunque festivo, se han organizado cabarets feministas en la calle, semanas feministas de acción, tapas feministas, teatro de calle feminista, performance, se han escrito canciones, creado todo tipo de eslóganes, empleado el arte y el grafiti para generar la disonancia cognitiva, y todo ello haciendo uso de la Acción Directa Noviolenta (ADNV) y del recurso de información y comunicación, para difundir información e ideas procedentes de la racionalidad empática feminista. Noviolencia, humor y crítica racional empática como modos de lucha pero también modos de combatir la depresión y su consecuente mala química! De hecho, seguimos diciendo bien fuerte, “Si no se puede bailar, no es nuestra r-evolución!”.

Sororidad internacional. En las redes sociales hemos sabido de más de 50 convocatorias en Europa y América (el continente) en solidaridad con la defensa de los derechos de las mujeres en España. Muy cercana al corazón de las feministas antimilitaristas fue la acción de Zene u Crom (Mujeres de Negro) de Belgrado, Serbia, el 8 de marzo (2014), en sororidad con la lucha de las mujeres en España. Recordar que Mujeres de Negro en España surgió a raíz del estallido de la guerra de Balcanes en los noventa, cuando esfuerzos feministas y antimilitaristas trajeron a Zene u Crom al país para hacer una gira y difundir el análisis feminista antimilitarista de la guerra a la vez que crear redes de apoyo.

Para más información, consultar “Convocatorias anuales” en la web de Mujeres de

Negro contra la Guerra (Madrid) http://www.mujerpalabra.net/activismo/mdnmadrid/ (febrero 2014)

Una sociedad civilizada no puede transmitir la idea de que las mujeres deben ser controladas por los líderes varones porque ellas son peligrosas y malas e incapaces de razonamiento, como la tradición nos ha enseñado y ha obligado a enseñar a las mujeres durante siglos. Las leyes que restringen o anulan el derecho de las mujeres a decidir sobre sus cuerpos y vidas, lejos de proteger los derechos humanos, contribuyendo a las muertes de las mujeres, o a la imposición de la gestación, el parto y la maternidad, lo que va en contra de los derechos humanos de las mujeres. (Consideremos el artículo 30 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, que, a mi modo ver, explica, por qué la Interrupción Voluntaria del Embarazo es de hecho legal en sociedades donde la noción de democracia ha establecido que ninguna religión puede organizar la sociedad y ser por lo tanto impuesta en la vida de nadie.)

Éste es el hecho verdadero: una mujer que no desea tener una criatura arriesgará su vida para evitar la gestación por sentir la responsabilidad tanto de lo que será su propia vida y la de la criatura. Es preciso que superemos lo que los revolucionarios franceses del siglo 18 no comprendieron cuando escribieron la Declaración de los Derechos del Hombre y guillotinaron a las “compañeras” que exigieron que las mujeres también tuvieron derechos.

Estamos en el siglo 21 ahora, y deberíamos regirnos por el respeto a las personas, y asegurarnos de que los líderes abandonan la tortura y el asesinato, todo el sufrimiento que sus guerras que crean en el planeta en el nombre de patrias, religiones, poder y dinero.

Nosotras, las personas, estamos profundamente preocupadas por la vida en el planeta.

Sobre mí: Soy miembra individual de la Internacional de Resistentes a la Guerra (WRI-IRG) desde 1990 y hoy lucho por un mundo más justo sobre todo en mi trabajo remunerado como profesora de idiomas para personas adultas en la enseñanza pública en España, pues la comunicación es una herramienta poderosa para el cambio social. Como esfuerzo altruista, desde 2001 trabajo en el sitio web de Mujer Palabra (mujerpalabra.net), que está poblado y dedicado a activistas, artistas y personas que ejercen el pensamiento crítico

Copyleft: se puede reproducir este artículo con fines no comerciales citándose autoría y fuente.

Countries
Theme

Add new comment

By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.