Corte de Apelaciones holandesa no encuentra suficientes evidencias para condenar a comerciante maderero en Liberia

en
es

El 10 de marzo la Corte de Apelaciones en La Haya dejó fuera de cargos a Guus Van Kouwenhoven - miembro de círculo cercano de Charles Taylor –, acusado de quebrar el embargo de armas contra Liberia impuesto por las Naciones Unidas.

“El régimen barbárico de Charles Taylor fue financiado y mantenido por los ingresos generados por el comercio maderero, del cual Guus Van Kouwenhoven era una de sus protagonistas. Esta decisión es un triste día para la paz y la justicia en Liberia y por el fin de la impunidad” dijo Alex Yearsely de la organización Global Watch.

En la condena originalmente concedida por la Corte de Primera Instancia de la Haya el 7 de junio del 2006, Guus Van Kouwenhoven fue condenado por el importe ilegal de armas a Liberia, las cuales fueron usadas durante la guerra civil por las fuerzas de Charles Taylor para cometer horribles crímenes. La Corte de Primera Instancia sentenció que el “suministro de armas a Liberia fue injustificada” y lo condenó a 8 años de prisión.

Entre 1999 y el 2003, Guus Van Kouwenhoven operó la mayor concesión maderera y dominaba la industria maderera de Liberia como presidente de OTC, una de las mayores empresas madereras del país. Los ingresos madereros contribuyeron a financiar la guerra civil en Liberia, lo cual resultó en las sanciones impuestas al comercio maderero por parte del Consejo de Seguridad de la ONU el año 2003. El Panel de Expertos de la ONU para Liberia concluyó que la madera era comercializada por fuerzas rebeldes y gubernamentales como intercambio por armas y que sus ingresos estaban siendo usados para financiar el conflicto. Como consecuencia la Revisión de Concesiones de Bosque creada en el 2005 decidió que todas las concesiones madereras en Liberia en los tiempos de Taylor fueron operadas ilegalmente.

Para más información:

http://www.globalwitness.org

Programmes & Projects
Countries
Theme

Add new comment

By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.