Bolivia: el Defensor del pueblo desafía la ley del servicio militar con autoridades internacionales

en
es

El defensor del pueblo de Bolivia, Waldo Albarracín, dijo este jueves que si el Senado no cambia un anteproyecto de ley sobre el servicio militar obligatorio aprobado por la Cámara de Diputados, recurrirá a las autoridades internacionales para denunciar al gobierno por violaciones de derechos humanos.

Albarracín, quien ha observado un número de irregularidades burocráticas que intentan 'forzar' la aprobación del anteproyecto de ley, ha declarado que las normas constituyen una violación flagrante de los derechos humanos y de los derechos del niño, haciendo que niños de 16, 17 y 18 años luchen por la bandera, contraviniendo la Convención de Naciones Unidas sobre los Derechos de Niño.

Señaló, también, que esta Ley restituye la obligatoriedad de presentar la libreta de servicio militar en trámites personales y para tener acceso al trabajo y a la educación, derechos fundamentales que se transgreden.

Albarracín cuestionó, además, que se haya omitido el tema de la "Objeción de Conciencia" lo cual va contra el acuerdo que el Estado boliviano suscribió ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de la OEA, para incorporar en la legislación nacional esta figura en cuanto al servicio militar se refiere.

Albarracín observó que una hora antes del debate Camaral, recién se haya dado a conocer el documento a los diputados de la oposición, lo cual no dio lugar a que los parlamentarios conozcan su contenido.

También cuestionó que se haya negado al Defensor el acceso a este proyecto de ley elaborado en instancias castrenses y con un perfil netamente militar, para evitar que presente una observación oportuna.

Todas estas observaciones fueron remitidas, en una carta al presidente de la Cámara de Diputados, Edmundo Novillo, el miércoles solicitando que las tome en cuenta para evitar una aprobación precipitada.

La inclusión de una sección sobre objetores de conciencia en el artículo 32, que fue propuesta y defendida por la parlamentaria Elizabeth Salguero, fue rechazada. Ella argumentó que la ciudadanía tiene el derecho de decidir con toda libertad, por motivos religiosos, morales o éticos, no aceptar la educación militar.

La ley, que consiste en 138 artículos y tres provisiones, fue sometida al Senado nacional para su aprobación de acuerdo con la constitución. Después de la aprobación de los Diputados, el presidente de la Cámara baja, Edmundo Novillo, dijo que había habido un debate libre con diferentes posturas que habían enriquecido la comprensión de la propuesta.

Fuente: Los Tiempos: Defensor objeta Ley de Servicio Militar, 28 de marzo de 2008; traducido por CRIN

Countries
Theme

Add new comment

By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.