La objeción de conciencia en América Latina

en

Paraguay

enviado por Orly, desde el SERPAJ PY

9 de agosto del 2001

Después de siete años de vigencia de la Constitución Nacional todavía no se reglamenta la figura de la Objeción de Conciencia. Hubo dos intentos, uno en 1996 y otro en 1997, en ambas oportunidades el poder ejecutivo vetó las leyes sancionadas por el Congreso.

También hubo un intento en 1998 de modificar la Ley del Servicio Militar Obligatorio que data del año 1975 (en tiempo de dictadura), que corrió la misma suerte que las leyes de O.C. Principalmente introducía la novedad de un primer llamado a enrolamiento voluntario, y posterior sorteo para llenar las vacancias.

La cantidad de declaraciones de objeción de conciencia aumentaron sustancialmente. En 1993 se declaron los primeros 5, luego en el 94 se declararon 75, en el 95 1457, en el 96 2278, en el 97 5397, en el 98 hubieron 6370 declaraciones, y hasta la fecha de lo que va del año 1999 se declararon más de 10000 jóvenes. Estadisticamente esta cifra significa que de cada 100 jóvenes que prestan el servicio militar hay 73 declaraciones de objeción de conciencia.

En la primer semana de noviembre murió nuevamente un conscripto por supuesto disparo accidental. Con esta muerte ya suman 93 desde la apertura democrática. La tasa de mortalidad en el servicio militar es significativamente superior a las normales.

Por este acontecimiento la Asociación de Familiares de Víctimas del Servicio Militar (AFAVISEM) realizaron una manifestación en la plaza del congreso donde se realizó una celebración de la palabra. En este momento nos encontramos organizando una manifestación para el 10 de diciembre en conmemoración del aniversario de la Declaración Universal de los DDHH. En esta oportunidad pensamos presentar figuras humanas de un metro sesenta simbolizando cada uno de los conscriptos muertos en el servicio militar.

El Serpaj, el MOC y la AFAVISEM continuamos proponiendo la abolición del servicio militar mediante una enmienda constitucional, basándonos principalmente en la violación del derecho a la vida.

En octubre de 1998 organizamos un foro sobre "Género y militarismo", en conjunto con otra ONG que reivindica los derechos de las mujeres. Además de ésto tuvimos varias jornadas con el MOC para reflexionar sobre la masculinidad.

En lo referente al Gasto Militar, venimos organizando campañas desde el año 1996, elaborando informes sobre el presupuesto del Ministerio de Defensa Nacional. A esta campaña fueron adhiriéndose todos los años más de 60 organizaciones sociales, ONGs y de Iglesias. Este año elaboramos el informe analizando el gasto militar desde 1988 hasta 1999, para demostrar el alto impuesto que está pagando el pueblo paraguayo por la vida en democracia. Principalmente hubo aumentos significativos en los años de procesos electorales y en aquellos que hubo riesgo de quiebre institucional, como en los años 1996 y 1999. En ambas oportunidades fue actor político de relieve el Gral. (SR) Lino Cesar Oviedo.

Este año la campaña se organizó en el marco de la Coordinadora por los DDHH del Paraguay, y además del apoyo de 81 organizaciones sociales, se recogieron firmas de más de 10.000 ciudadanos que en estos días estan siendo presentadas simbólicamente al Congreso en un intento más de influir en la elaboración del Presupuesto General de la Nación.

En el corto período de Gobierno del ex presidente Raúl Cubas (agosto 1998 - marzo 99), se recrudeció la persecusión de los objetores de conciencia. Algunos congresistas de clara tendencia castrense desconocieron la autoridad de la Comisión de DDHH de la Cámara de Diputados para expedir las constancias de objeción.

Colombia

Redes Juveniles, Medellin/Colombia

El 19 de mayo se realizará el encuentro "juventudes resistiendo a la guerra" que pretende ser un espacio donde las diferentes expresiones juveniles de la ciudad, construyamos y/o visibilicemos propuestas como formas de resistencia a la guerra y a la militarización de nuestra sociedad, a través de la reflexión, el debate y el intercambio de experiencias.

Queremos que el tema de la guerra, sea mirado desde una perspectiva juvenil, pero de manera propositva; lo que no deja de lado la reflexión sobre sus efectos en las dinámicas que venimos impulsando como organizaciones juveniles.

Pensamos que es fundamental que en medio de este contexto de guerra, los y las jóvenes nos encontremos y reflexionemos. Porque es a partir de propuestas conjuntas, como aportaremos alternativas de vida, que promuevan transformaciones de las diferentes realidades con las cuales nos sentimos inconformes.

Esperamos que confirmen la asistencia antes del 17 de mayo para efectos de alimentación y acreditación.

Sede de la red juvenil +57 4 2549143, +57 4 2920019 ó a la sede de la asamblea permanente de la sociedad civil por la paz, al +57 4 2318251.

"Jóvenes nos estamos oxidando salgamos de nuestros ghetos, dejemos por un lado el underground y cambiemos de ritmo, hagámonos visibles por uno día, entre el sol la lluvia y el asfalto y el ruido, con nuestras distintas formas de ser joven, atrevámonos a soñarnos la sociedad que queremos."

Guatemala

DEFENSORIA MAYA

EXPRESA:

Su solidaridad y apoyo a las diferentes actividades que LOS JÓVENES OBJETORES DE CONCIENCIA Y LA COORDINADORA NACIONAL DE VIUDAS DE GUATEMALA, CONAVIGUA, realizaron con motivo a la conmemoración del DIA INTERNACIONAL DE LA OBJECIÓN DE CONCIENCIA el 15 de mayo del presente año.

A la vez se permite informar de las actividades que se desarrollaron en la fecha mencionada, consistiendo en lo siguiente:

Realización de una marcha con la participación de miles de jóvenes provenientes de varios departamentos del interior del país, quienes recorrieron las principales calles y avenidas de la ciudad capital.

Entrega de un memorial al Presidente de la República que contiene demandas y exigencias de los jóvenes objetores de conciencia y de las comunidades.

Concentración en el Parque de la Constitución donde se hizo entrega de diplomas y reconocimientos a varios jóvenes que han prestado su servicio social en las comunidades.

Pronunciamiento público de la ex diputada Rosalina Tuyuc y presidenta de CONAVIGUA, en el parque de la Constitución sobre la lucha contra el Servicio Militar Obligatorio y los sistemas de control militar está impulsando el ejército en las comunidades.

En el memorial que se hizo público se expresa enérgicamente el rechazo a los siguientes hechos:

  • Presencia de destacamentos y repliegue de efectivos militares en los municipios y comunidades de: Ixcán, Chajul, Chichicastenango, Nebaj, Chisec, así como las propagandas en la televisión y medios radiales, para reclutar a jóvenes para que presten el servicio militar.
  • La permanencia todavía en el alto mando del Ejército, de oficiales responsables de genocidio y otros crímenes, así como la existencia de sectores vinculados con el pasado que se prestan a intereses que pretenden desestabilizar el proceso democrático, esto evidenciado por los últimos movimientos internos del ejército.
  • El control a la ciudadanía en general, demostrado con el reciente aparecimiento del archivo militar, publicado por la Secretaría de Análisis Estratégica.
  • La conformación de comités de seguridad en varios municipios del interior del país, donde autoridades municipales y la PNC, que de manera ilegal orientan a dichos comités, lo que se podría convertir en una posible reorganización de las Patrullas de Autodefensa Civil, Violando la Constitución de la República y los acuerdos de paz.

A las autoridades correspondientes se demanda:

  1. El cumplimiento de los compromisos asumidos en los Acuerdos de paz, especialmente lo relativo a los pueblos indígenas, niñez y juventud quienes siguen sufriendo las consecuencias del conflicto armado interno.
  2. La reconversión real de las fuerzas armadas readecuando su doctrina a las funciones que delimitan los acuerdos de paz las recomendaciones de la CEH y los convenios internacionales sobre derechos humanos en materia de seguridad, en tiempos de paz y en un país democrático.
  3. El reconocimiento al Derecho a la Objeción de Conciencia al Servicio Militar tal como lo recomienda las Naciones Unidas en su resolución 1989/59.
  4. Impulsar la aprobación de la nueva ley de Servicio Cívico Nacional, tomando como base los acuerdos alcanzados en el Equipo Paritario, considerando las recomendaciones de la CEH para la eliminación de la discriminación en el reclutamiento militar y el reconocimiento al derecho a la Objeción de Conciencia de aquellos jóvenes que por convicciones religiosas, filosóficas, morales y éticas, se nieguen a empuñar las armas al prestar el servicio militar y a cambio se les permita prestar un servicio social a su comunidad.

Finalmente Defensoría Maya insta a los jóvenes objetores de Conciencia a seguir luchando para que logremos juntos construir una sociedad justa, libre del militarismo y de todo tipo de control social. A la vez exhorta a población guatemalteca en general a que se sume a esta lucha por la búsqueda de mejores condiciones de vida y de respeto a los derechos humanos.

POR LA DEFENSA Y PROMOCION DE LOS DERECHOS DEL PUEBLO MAYA
TZUJNEL, TOB'NEL, K'ASTAJNEL
DEFENSORIA MAYA
PRESENTE

Guatemala, 17 de mayo de 2001

Chile: Objeción de conciencia, insumisión y antimilitarismo: movimiento social en lucha por la paz

GOC Ni Casco ni Uniforme
Santiago de Chile, agosto 2001

El nacimiento, en los primeros años de la década de los '90 (del siglo 20) de múltiples tentativas de organización por la paz y antimilitaristas (tales como la Juventud Antimilitarista de Concepción, COSMO y Grupo de Iniciativa Cultural en Santiago) da cuenta de una necesidad social relevante que reaparece luego de ser sumergida por la lucha antidictatorial. El impulso que toma este debate en los años '90 es tal que debe ser asumido por las juventudes políticas de la concertación y por organismos no gubernamentales vinculados a ellos (por ej. CODEJU).

A partir de las labores de organismos de DD.HH. agrupados en una Red por el Derecho de Objeción de Conciencia (ROC - Chile) y especialmente a partir del nacimiento del Grupo de Objetores y Objetoras de Conciencia Ni Casco Ni Uniforme (GOC NC/NU), en 1997, la lucha por el reconocimiento del derecho de Objeción de Conciencia abandona el campo del "peticionismo" tan propio de las juventudes políticas y se instala como acción y proposición. La OC, entendida como un derecho humano referido al respeto a la negativa de las personas a participar de instituciones o actividades que signifiquen una ofensa o transgresión a su conciencia, fue asumida por el GOC NC/NU y la ROC como un imperativo de acción. Las y los objetores de conciencia asumen la coherencia entre pensamiento y acción, ejerciendo el derecho de OC sin esperar a su "legalidad" en tanto ésta. Como ha quedado claro con el Foro Nacional sobre Servicio Militar Obligatorio realizado el año 2000, es para el Gobierno, las Fuerzas Armadas y la derecha, un asunto secundario, pieza de cambio en las negociaciones, cuando no un posible o real "enemigo" al cual hay que neutralizar, según instrucciones de la DINE (Dirección de Inteligencia del Ejército), publicitadas en julio del 2000.

La opción por el ejercicio del derecho, la coherencia y consecuencia al asumir la objeción de conciencia como una decisión personal y social a la vez, que implica un actuar público y trasparente, que no admite negociación ninguna salvo el estricto reconocimiento del derecho y el respeto y reconocimiento a quienes lo ejercen y la insumisión al militarismo mediante la denuncia y no participación en aquello que se objeta. Ha sido la forma de convertir lo que fue un debate académico, intrapartidario y supeditado a los intereses de gobierno, oposición y FFAA, en un problema social real, con representatividad real, autónoma, de los y las involucrad@s en el conflicto.

Frente a un militarismo avasallador, con representación política, poder económico y militar, frente al cual el gobierno "democrático" sólo se ha dedicado a ceder a costa de los y las jóvenes, hipotecando su futuro en las manos de las FFAA, son las y los objetores de conciencia, insumisos y actuando directamente, quienes realizan una verdadera labor de transformación social en un sentido igualitario, profundamente democrático, basado en el pleno ejercicio de las libertades, desmantelando esta zona oscura de poder fáctico que es la influencia de lo militar en nuestra sociedad.

Una reciente investigación del académico Dr. Ramón Silva Negrete, del Departamento de Sociología de la Universidad de Chile (que recoge opiniones de 582 jóvenes de sexo masculino de entre 18 y 25 años de edad en ocho comunas del Gran Santiago), demuestra claramente una tendencia a reprobar el SMO. Algunas de sus conclusiones son:

  • Se teme a los militares, sentimiento basado en las constantes demostraciones de violencia, maltrato y muerte de la que son objeto los "pelaos" (conscriptos).
  • Creen o tienen información de que nada se aprende en el Servicio Militar, que sólo se sufren vejaciones y que no se les respeta.
  • Creen que los militares son incultos y sólo se afirman en el poder que les da la fuerza y no la razón. Critican su falta de diálogo.

Consecuentes con sus principios y como promotores de una Cultura ajena a la muerte y la explotación, los y las Objetoras de Conciencia en Chile nuevamente llevan a cabo este año su campaña de no inscripción y no presentación al servicio militar, hasta el completo reconocimiento del derecho de OC.

El proceso que los objetores siguen hasta hoy para declarar su objeción de conciencia es bastante simple:

  • Un proceso de reflexión de duración indefinida (es personal, en un contexto de discusión colectiva), lo que es lo más complejo del proceso;
  • Luego una presentación pública y masiva de declaraciones de OC perso-nales ante alguna instancia pública involucrada en el tema (hasta ahora se ha hecho en la DGMN, Ministerio de Defensa, Cantones o Intendencias) pero se discute la conveniencia de sólo hacerlo ante instancias civiles, como de gobierno o tribunales;
  • y una constante movilización y organización en pro de los objetivos planteados, constituyéndose como movimiento social de alcance nacional.

Los y las objetoras de hoy serán personas que, desde su particularidad e individualidad se plantean y constituyen como movimiento social real, ejerciendo la acción directa respecto a sus intereses, en este caso, la objeción de conciencia. Provendrán preferentemente, pero no exclusivamente, de aquellos sectores más afectados por el militarismo y que, a la vez, son el soporte de reclutamiento para el SMO. Serán autónomos en su organización, con una vinculación clara, directa, sólida con y en instancias como la ROC Chile que incorporan acentos y miradas distintas para enfrentar y enfocar el mismo esfuerzo: la promoción de la cultura de la paz. Personas que, desde la OC, en una práctica insumisa, serán capaces de mirar otras luchas sociales con un corazón activo y crítico.

ANEXOS:
1.- LA "REFORMA" AL SERVICIO MILITAR:

Estas son las "reformas" que tendrá el servicio militar. Aparentemente, por lo menos en lo legislativo, el tema está atrasado.

  • Desde el 2002 la inscripción de quienes cumplen 18 años será automática, a cargo del registro civil quien entregará la información a la Dirección General de Movilización Nacional (DGMN).
  • Un proceso de doble entrada se efectuaría luego: un primer momento para los "voluntarios" (aquellos para quienes las ofertas de capacitación laboral, empleo, regularización escolar, salida de la casa, pueden resultar adecuadas a sus necesidad: es decir los jóvenes populares que siempre han sido "los clientes" del SMO). Un segundo momento para completar el contingente mediante un sorteo de los números de carné de identidad, en el cual habrá un proceso de calificación, donde el "sorteado" podrá presentar su excusas para no hacer el servicio militar. En este caso no se reconoce la objeción de conciencia como causa de exhimición. Aquí quienes nunca hacen el servicio (universitarios, parientes o amigos de la clase alta o de militares bien situados) seguirán no haciéndolo y serán obligados aquellos que siempre lo han sido: los jóvenes pobres del campo y la ciudad.
  • Los "incentivos" para la voluntariedad se refieren a becas de estudio, subsidio de vivienda, capacitación laboral y tiene un destino claro: incentivar los cesantes, a los desertores escolares, a los pobres y marginales. El principio de desigualdad histórico de las FFAA sigue en pie. Estos incentivos no provienen por cierto de las FFAA y sus recursos, sino que son re-asignaciones del presupuesto de ministerios "civiles" tales como Trabajo, Vivienda, Mideplan, Educación, Interior (CONACE).
  • No se reconoce el derecho de objeción de conciencia y para su reconocimiento (que no es parte de la reforma) se le agregan dos obstáculos: la decisión gubernamental de dejar el trámite de reconocimiento del derecho de OC como una reforma constitucional que, de acuerdo a la composición actual del Senado, a la historia de las reformas constitucionales post-dictadura y a las proyecciones electorales y de interés político en el tema, es imposible en el corto, mediano y largo plazo. Y por otro lado que se condiciona el reconocimiento del derecho de OC a que los objetores cumplan un servicio civil equivalente al militar en tiempo.
  • Estos obstáculos son iniciativas de los militares apoyadas sin ningún impedimento por los representantes de Gobierno en el Foro sobre SMO del año 2000.
Countries
Theme

Add new comment

Image CAPTCHA