Corea del Sur: un juez pide al Tribunal Constitucional la objeción de consciencia

en
es

Un juez surcoreano presentó de nuevo un recurso al Tribunal Constitucional sobre la constitucionalidad de la Ley sobre el servicio militar del país, en el caso de un objetor de conciencia que rechazó servicio militar, según informó el JoongAng Daily el 10 de septiembre de 2009. El juez sostiene que la cláusula 1 del artículo 88 de la Ley sobre el servicio militar, que establece que "Si una persona que ha recibido un aviso de reclutamiento para el servicio activo o una notificación de citación (incluida la notificación de citación para el alistamiento voluntario), sin causa justificable, no se presenta para el servicio dentro del período especificado en las cláusulas siguientes o rechaza la citación, debe ser sentenciado a una condena de prisión de tres años o menos." – se contradice con el artículo 19 de la constitución surcoreana, que garantiza la libertad de pensamiento, de conciencia, y de religión. “La cláusula de la Ley sobre el servicio militar es inconstitucional al violar excesivamente la libertad de conciencia forzando a objetores de conciencias a hacer su deber militar y después castigándolos,” ha dicho el juez.

Los “legisladores son responsables de crear alternativas para resolver el conflicto,” dijo el juez Park, argumentando que castigar a los objetores de conciencia sin prever formas alternativas de servicio nacional viola el principio que las infracciones sobre derechos fundamentales deben ser reducidas al mínimo.

La última vez que el Tribunal Constitucional del país se ocupó de la cuestión de la objeción de conciencia fue en 2001.

Mientras que la corte rechazó entonces que la cláusula 1 del artículo 88 de la Ley sobre el servicio militar fuera constitucional, también hizo algunas recomendaciones a los órganos legisladores: "Los legisladores tienen el deber de mitigar el conflicto de conciencia proporcionando, hasta el punto que la libertad de conciencia especificada en el artículo 19 de la constitución no dañe los intereses públicos o el ordenamiento jurídico, planes alternativos tales como otras opciones posibles que puedan substituir el deber legal, o exenciones caso por caso del deber legal, y si no puede proporcionar tales opciones, entonces debería por lo menos considerar si la mitigación o la exención de castigos y penas impuestos por violar el deber pueden ser permitidos para proteger la libertad de conciencia.
Por lo tanto, el legislador debería considerar seriamente si existe un plan que pueda mitigar el conflicto entre la libertad de conciencia y el interés público de la seguridad nacional y hacer que coexistan los dos intereses en armonía; si existe un plan alternativo que pueda proteger la conciencia de los objetores al servicio militar mientras que preserva el interés público de la seguridad nacional; y si nuestra sociedad ha madurado suficientemente para demostrar comprensión y tolerancia hacia los objetores de conciencia, e incluso si el legislador decide, en una revisión adicional, no adoptar un sistema de servicio alternativo, debe considerarse que la legislatura se mueva en una dirección para ayudar a proteger la conciencia teniendo organizaciones que aplican la ley de una forma que es legalmente más favorable a la conciencia."

Desde entonces, el Comité de derechos humanos de las Naciones Unidas ha decidido sobre dos quejas individuales de Corea del Sur. En su decisión sobre Yeo-Bum Yoon y el Sr. Myung-Jin Choi contra la República de Corea, el Comité de derechos humanos llegó a la conclusión que no prever la objeción de conciencia es una violación del derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia, y de religión.

Entonces, el anterior gobierno surcoreano anunció en septiembre de 2007 que introduciría el derecho a la objeción de conciencia. Sin embargo, el actual gobierno ha retrocedido en esta promesa, citando sondeos de opinión como excusa.

Actualmente, casi 500 quejas individuales de objetores de conciencia están pendientes en el Comité de los derechos humanos. Éstos, sumados a la nueva demanda al Tribunal Constitucional, pueden aumentar la presión sobre el gobierno surcoreano para que finalmente cumpla sus obligaciones conforme al Pacto internacional sobre derechos civiles y políticos y para reconocer el derecho a la objeción de conciencia.

Fuentes: JoongAng Daily: Draft dodger reignites row over military duty [Un prófugo reaviva la disputa sobre el deber militar], 10 de septiembre de 2009; Internacional de Resistentes a la Guerra: Country report and updates: Korea, South [Informe de país y actualizaciones: Corea del Sur], 23 de marzo de 2009; Internacional de Resistentes a la Guerra: South Korea: Constitutional Court decides against right to conscientious objection [Corea del Sur: el tribunal constitucional decide contra el derecho a la objeción de conciencia], Informe-OC nº1, septiembre de 2004; Tribunal Constitucional de Corea: Decision of the Constitutional Court of Korea on Conscientious Objection [Decisión del tribunal constitucional de Corea sobre la objeción de conciencia], 26 de agosto de 2004; Internacional de Resistentes a la Guerra: Decisión destacada del Comité de los Derechos Humanos de la ONU sobre el derecho a la objeción de conciencia, Informe-OC nº27, febrero 2007; Comité de Derechos Humanos: Comunicaciones nº1321/2004 y 1322/2004 : República de Corea. 23/01/2007. CCPR/C/88/D/1321-1322/2004. (Jurisprudencia); Internacional de Resistentes a la Guerra: Corea del Sur en vía de legalizar la objeción de conciencia, Infome-OC nº33, octubre de 2007; Internacional de Resistentes a la Guerra: Corea del Sur: ningún derecho para los objetores de conciencia, Informe-OC No 44, Enero de 2009

Countries
Theme

Añadir nuevo comentario

Al enviar este formulario, usted acepta la política de privacidad de Mollom .