Grecia: sentencias suspendidas para objetores de conciencia

Related peace activists: 

Dos juicios a objetores de conciencia en Grecia han provocado una declaración conjunta de la Internacional de Resistentes a la Guerra (IRG), la Oficina Europea de Objeción de Conciencia (EBCO) y Amnistía Internacional de Grecia.

Giorgos Monastiriotis, soldado profesional que rechazó participar en la Guerra de Iraq por razones ideológicas de conciencia, volvió a ser procesado judicialmente el 18 de febrero por su tercer cargo de deserción ante la Corte de Apelación Militar de Atenas. Fue sentenciado a cinco meses de encarcelamiento, pero la sentencia quedó suspendida durante tres años. Giorgos Monastiriotis se negó a luchar en el Golfo Pérsico en mayo de 2003 en protesta contra el apoyo de Grecia en la operación “Libertad Duradera” –una contribución a la guerra contra Iraq.

Consecuentemente, Giorgos Monastiriotis fue procesado judicialmente varias veces, y otras tantas sentenciadas. El 13 de septiembre de 2004 fue arrestado y la Corte Naval del Pireo lo sentenció a 40 meses de encarcelamiento por deserción. Fue llevado inmediatamente a prisión en Corinto, donde permaneció encerrado durante 22 días hasta que lo liberaron temporalmente, y quedó pendiente su declaración.

El 17 de enero de 2005, la Corte Naval del Pireo lo sentenció otra vez a 5 meses de prisión por un segundo cargo de deserción, porque no había vuelto a su unidad después de su liberación. Apeló y fue liberado hasta el procedimiento de apelación, que nunca tuvo lugar porque la ley 3346/2005 absolvió todas las sentencias de hasta 6 meses. El 15 de marzo de 2006 fue expulsado del Ejército.

El 31 de octubre de 2006, la Corte de Apelación Militar de Atenas lo sentenció a 24 meses de encarcelamiento, suspendido por tres años, por su primer cargo de deserción. El 21 de febrero de 2008 la Corte Naval del Pireo volvió a sentenciarlo a 10 meses de encarcelamiento, suspendido por 3 años, por el tercer y último cargo de deserción, porque no volvió a su unidad durante su segunda liberación. El 18 de febrero de 2010, la Corte de Apelación Militar de Atenas redujo la sentencia a 5 meses suspendida durante tres años.

Aún así, las sentencias continuas son una clara violación del artículo 14 del Pacto Internacional de de Derechos Civiles Políticos (ICCPR), que dictamina que “Nadie podrá ser juzgado ni sancionado por un delito por el cual haya sido ya condenado o absuelto por una sentencia firme de acuerdo con la ley y el procedimiento penal de cada país”.

El juicio del 19 de febrero de 2010 contra Evangelos Mihalopoulos, objetor de conciencia por motivos ideológicos, por cargos de insubordinación ante la Corte Militar de Atenas acabó con una sentencia de 8 meses de encarcelamiento, suspendida por 3 años. La acusación ante Mihalopoulos viola su derecho a la objeción de conciencia porque el servicio civil por el cual es reclamado es discriminatorio y punitivo en su naturaleza y duración. Está bajo mando de la autoridad del Ministerio de Defensa y dura 17 meses, mientras que el servicio militar dura 9 meses.

En su declaración conjunta, las tres organizaciones “expresan su preocupación sobre las continuas violaciones en materia de Derechos Humanos de los objetores de conciencia en Grecia.” “Las acusaciones contra los objetores de conciencia son un resultado de la problemática legislación griega. Se precisan mejoras sustantivas urgentemente. Estamos esperando que el Gobierno racionalice la institución y desarrolle el proceso de acuerdo con la normativa europea e internacional”, remarcaron.

Fuentes: Grecia: Nuevos ensayos contra los objetores de conciencia – retroceso interminable, Declaración conjunta de la Internacional de Resistentes a la Guerra, EBCO, Sección Griega de Amnistía Internacional, 17 February 2010; Email Alexia Tsouni, 19 de febrero de 2010.