Campaña del Mes: Campaña: Desarmemos el presupuesto en Paraguay

La campaña con más de 10 años de existencia comenzó por la necesidad de pedir una Inversión Social mayor, mejor y equitativa con el propósito de que el Estado distribuya mejor sus recursos. La correcta distribución de los recursos del país satisfaría los derechos humanos del pueblo, que son: asistencia sanitaria universal gratuita, educación gratuita, agua potable, vivienda para todos, buenas condiciones de trabajo, acceso a la tierra y un medio ambiente sostenible.

Podría decirse que en los últimos años los recursos destinados a inversión social han aumentado; el presupuesto para 2006 fue de 11.779.577 Guaranies (1 euro=6900 guaraníes) lo que fue un 28% más que el año 2005, pero este incremento no ha sido suficiente. Si lo que se presupuestó para inversión social se hubiera llevado a cabo, todos los derechos antes mencionados habrían sido notablemente mejorados, pero no fue el caso.
Paraguay no necesita más recursos para seguir haciendo más de lo mismo, lo que se necesita es voluntad política para redirigir el presupuesto no hacia intereses políticos sino para satisfacer los derechos básicos de la población paraguaya.

El presupuesto crece anualmente en un 8%, pero la inversión del Estado en atención sanitaria, vivienda y acceso a la tierra es todavía inferior a la media del resto de los países de la región. Las principales áreas donde van los recursos del Estado son: 3.205.356 dólares en gastos de transferencia, seguidos por el gasto en Deuda Externa con 1.990.836 dólares y en Inversión Física con 1.935.912 dólares. El proyecto de presupuesto para 2008 incluye un incremento de 15 millones de dólares para las Fuerzas Armadas. Esto nos muestra claramente cuáles son las prioridades políticas del Estado en inversión social.

¡Los Recursos no faltan, sino que están siendo malgastados! Cuando se menciona el Presupuesto General de Gastos del País se habla de millones de dólares o guaraníes, pero estos números representan personas. Luego cuando se propone recortar o aumentar el presupuesto se está también proponiendo beneficiar o excluir a un grupo o sector de población, y su derecho a una vida digna.

Si se compara el presupuesto de Paraguay y los recursos que invierte y gasta, puede decirse que Paraguay no es necesariamente un país pobre, sino que es un país que ha sido empobrecido y con grandes desigualdades en la distribución de recursos.

Propuesta de campaña


La campaña “Desarmemos el Presupuesto” exige una distribución equitativa del presupuesto, y transparencia en el pago de royaltis a los distintos ayuntamientos, para que se destinen a proyectos sociales. Los recursos para actividades no prioritarias y fundamentalmente administrativas (cuando no sean necesarias) o para gastos reservados, son siempre un despilfarro. Otro factor que puede contribuir a la inversión social en el presupuesto nacional son los impuestos. Destinar la crecida recaudación de impuestos a actividades que produzcan beneficios sociales permitiría una mejor distribución del presupuesto. Es necesario tener políticas de Estado que sean sostenibles y responsables para crear un contesto que favorezca la rápida reducción de la pobreza, o si no las políticas sociales están condenadas a fracasar.

Para el año 2008 la Campaña “Desarmemos el Presupuesto” exigía la reducción del Presupuesto Militar un 34% lo que supone la cantidad de 31.850.000 dólares. Paraguay es un país pequeño comparado con los otros países miembros de Mercosur, y sin embargo la cantidad de personal militar no refleja esta realidad. Las Fuerzas Armadas de Paraguay están formadas por 8.395 miembros permanentes. Paraguay tiene 20 soldados por cada 1000 kilómetros cuadrados, contando sólo los soldados permanentes (oficiales y suboficiales). Si ahora se cuentan la población nacional e incluimos los reclutas por el servicio militar y los estudiantes en academias militares y el personal del Ministerio de Defensa el número asciende a 19.485 miembros de las Fuerzas Armadas. Si se hace la proporción con la población del país se obtiene una media de 32 soldados por cada 10.000 habitantes. Este número medio de soldados por kilómetro cuadrado en relación con la población del país es uno de los más grandes de la región, siendo un pequeño país las cifras son desproporcionadas, sabiendo que por cada 10.000 habitantes sólo hay 4 médicos y 4 enfermeras.

Claramente es urgente y necesario que la inversión social en Paraguay sea de calidad y cantidad. Calidad para que los fondos destinados a las áreas sociales puedan garantizar los derechos de las personas, teniendo en mente que la cantidad de inversión social dentro del presupuesto es todavía insuficiente para mejorar la calidad de vida del pueblo paraguayo.

Organizadores de la campaña:


  • Decidamos, Campaña por la Expresión Ciudadana
  • Movimiento de Objeción de Conciencia (MOC)
  • Servicio Paz y Justicia Paraguay (Serpaj)
  • Tesai Reka Paraguay

Más información en:
http://www.moc-py.org/

Traducción: Pedro Ballesteros