Editorial

Bienvenido a esta edición de El Fusil Roto, dedicado a la situación de los objetores de conciencia en Corea del Sur. Esta no es la primera vez que la Internacional de Resistentes a la Guerra publica un número sobre Corea del Sur – la última vez fue en el día de los Presos por la Paz de 2003. En aquel momento, alrededor de 750 objetores de conciencia cumplían condena de prisión por su objeción de conciencia. Aunque esta cifra ha descendido – según la página web de KSCO unos 400 objetores de conciencia están encarcelados actualmente – la situación legal de los objetores de conciencia no ha mejorado mucho desde noviembre de 2003. Por este motivo, la Internacional de Resistentes a la Guerra y KSCO (Solidaridad con los Objetores de Conciencia de Corea) decidieron dedicar el Día Internacional de la Objeción de Conciencia del 15 de mayo de 2009 a Corea del Sur.

Esta edición de El Fusil Roto sirve sólo como introducción a la situación de los objetores de conciencia en Corea del Sur. Al mismo tiempo, la Internacional de Resistentes a la Guerra y KSCO publican documentación (disponible en http://wri-irg.org/node/7168 ) que proporciona mucha más información en profundidad.

El material de este número de El Fusil Roto y esa documentación muestra lo mucho que el movimiento coreano por la objeción de conciencia ha conseguido en sólo ocho años. Pero también muestra lo importante que es la presión internacional para generar cambios en Corea del Sur. El movimiento de OC ha hecho mucho para movilizar el sistema internacional de derechos humanos, con una importante decisión del Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas sobre Corea del Sur. A nosotros, como movimiento internacional de objeción de conciencia, nos toca hacer nuestra parte. El apoyo internacional de movimientos de base resulta necesario y urgente para el movimiento de OC coreano. El 15 de mayo de 2009 es la oportunidad de ponerlo en práctica.

Andreas Speck

Veröffentlicht in El fusil roto, mayo de 2009, No. 82